Necesario, cambiar la estrategia en el combate al secuestro; Veracruz, a la cabeza en ese delito

Comparte

Redacción

El Presidente Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano Grijalva demandó al gobierno federal cambiar de inmediato la estrategia de seguridad, pues insiste en que su obsoleta estrategia de abrazos no balazos, sigue poniendo en riesgo la integridad de todas y todos los mexicanos.

“Seguimos ante una estrategia de seguridad fallida, fracasada, los casos de secuestro siguen a la alza en el país y al parecer al gobierno federal siguen sin importarle, queremos un México seguro para todas y todos, merecemos salir sin miedo a la calle. Es responsabilidad de la actual administración proporcionar seguridad a toda la sociedad mexicana”, puntualizó.

Después de darse a conocer el reporte mensual del la Organización Alto Al Secuestro, donde se indica que en el mes de mayo hubo un repunte de 9.8 por ciento en casos, dejando una suma de 123 secuestros en el país, mientras que en  el reporte de abril se contabilizaron 104 casos.

“No solo son 10 estados de la República los que viven la terrible situación de violencia y secuestros, es todo el país, los abrazos no es una estrategia para enfrentar a la delincuencia que cada vez ha ido ganando territorio en el país», señaló.

Los estados con más víctimas de secuestro reportados en este sexenio suman 6 mil 157 víctimas de secuestro, que se concentran en cinco estados: Veracruz, 857; Estado de México, 760; Ciudad de México, 397; Puebla, 195 y Morelos, 187, según información presentada. También, los estados donde se presentó una baja en este delito son: Chiapas, Coahuila, Colima, Tlaxcala, Estado de México, Sinaloa, Morelos, Puebla, Querétaro y Veracruz.

Aunado a esto, de acuerdo con el reporte se estima que son 10 estados de la República en donde repuntaron los plagios entre el mes de abril y mayo; las entidades son: Jalisco, Sonora, Baja California, Guerrero, Durango, Hidalgo, Nayarit, Nuevo León, San Luis Potosí y Tamaulipas.

Finalmente, el dirigente perredista exigió que se debe replantear la estrategia de seguridad de manera inmediata y lamentó que no se ha podido controlar el delito y que al contrario, las cifras van en aumento


Comparte