Hora cero

Comparte

Caso Del Río, lejos de terminar 

Luis Alberto Romero

Este lunes, tres días después de su liberación del penal de Pacho Viejo, reapareció José Manuel del Río Virgen, quien se reincorporó a sus funciones como secretario técnico de la Junta de Coordinación Política en el Senado.

El ex diputado lanzó un video en el que responsabiliza al gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García; a la fiscal Verónica Hernández; y al secretario de Gobierno, Eric Cisneros, por lo que pudiera ocurrirle a él o a su familia.

Afirma que se siente perseguido y hostigado. El ex alcalde de Tecolutla, Veracruz, fue liberado del penal de Pacho Viejo el pasado viernes por la noche, luego de que la fiscalía estatal le acusara por su presunta implicación en el homicidio del ex candidato del Movimiento Ciudadano a la presidencia municipal de Cazones de Herrera, Remigio Tovar.

Tras una larga batalla legal, el jueves pasado los magistrados que analizaron su caso determinaron que el juez local debería dictar auto de no vinculación a proceso y, por tanto, dejarlo en libertad.

Del Río permaneció recluido por seis meses; y tres días después de su liberación no sólo se reincorporó al Senado, sino que grabó un video en el que se asume como un perseguido por el actual gobernador morenista de Veracruz: “soy víctima de su gobierno y de la Fiscalía General del Estado de Veracruz”; de igual manera, pidió la intervención del presidente López Obrador para frenar al ejecutivo estatal, quien –dijo– ha incluso desestimado las recomendaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que le reconoce su calidad de víctima.

En el Senado, por cierto, el priista Miguel Ángel Osorio Chong se pronunció por la intervención de la Cámara Alta en Veracruz y lanzó una fuerte crítica a los cuestionados órganos estatales de procuración de justicia.

Al referirse al caso de José Manuel del Río, el ex secretario de Gobernación durante la administración de Enrique Peña Nieto dijo que en Veracruz existe un gobierno autoritario con Cuitláhuac García; y que el Senado debe actuar para ayudar a cientos de personas inocentes que están encarceladas en la entidad. Son personas, enfatizó Osorio, que están privadas de su libertad y que fueron detenidas de manera arbitraria, sin pruebas.

Sostuvo que las cárceles veracruzanas tienen a gente inocente que es detenida por la arbitrariedad y la intolerancia de un gobierno autoritario.

Subrayó que Veracruz enfrenta un problema de ingobernabilidad y que el gobernador Cuitláhuac García debe ofrecer una disculpa pública.

Como se veía venir, el caso del secretario técnico del Senado escaló a las más altas instancias: este lunes, el presidente López Obrador dio un nuevo espaldarazo al gobernador Cuitláhuac García, de quien dijo, es incapaz de fabricar delitos.

El problema para García Jiménez es que con ese tema reactivó un frente de guerra; el mandatario de Veracruz no sólo deberá preocuparse ahora por asuntos locales, sino que tendrá que lidiar con una parte del Senado en contra; y controlar el daño de una imagen desgastada por los señalamientos por la supuesta persecución contra sus adversarios políticos.

El tema de José Manuel del Río está muy lejos de resolverse; y el 2-0 que presumía el ejecutivo estatal terminó por esfumarse y convertirse en una goleada de Monreal, Dante y compañía. @luisromero85


Comparte