Reclaman en el Senado atención urgente al problema de la migración infantil

Comparte

Redacción

La presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América Latina y el Caribe, Beatriz Paredes Rangel, llamó a encontrar soluciones estructurales que permitan a los y las niñas migrantes reencontrarse con sus familias en Estados Unidos, México o, de manera idílica, con sus familiares en su lugar de origen.

Durante la reunión de trabajo de la Comisión, en la que estuvo presente Laura Elena Carrillo Cubillas, directora ejecutiva de la Agencia Mexicana para la Cooperación Internacional para el Desarrollo, organismo desconcentrado de la Secretaría de Relaciones Exteriores, la senadora lamentó que el tema más vergonzante para la humanidad, y en el que los recursos no alcanzan “es el de los niños y niñas migrantes.”

Paredes Rangel planteó un frente común para encontrar mayor fortaleza y poder enfrentar esta problemática que México vive como consecuencia de la migración proveniente de países centroamericanos y caribeños.

Del mismo modo, agregó, se necesitan multiplicar recursos internacionales para enfrentar el desastre medioambiental que vive el Mar Caribe mexicano con el sargazo, y la destrucción del Sistema Arrecifal Mesoamericano ubicado en las costas de Quintana Roo, Belice, Guatemala y Honduras.

“Me gustaría que pudiéramos sumar esfuerzos para sumar al tema del sargazo y del arrecife de coral, es un tema de cooperación multinacional, pero por el mayor volumen de recursos que pueda poner México, la problemática es de tal magnitud que se van a requerir más recursos”, expresó Paredes Rangel.

En su respuesta, Laura Elena Carrillo Cubillas explicó que es de mayor utilidad pensar en migración en términos de desarrollo y no en términos de reforzar la ley para detener a la gente.

“Puede ayudar más a que los recursos rindan mejor, porque mantener a una persona en un centro migratorio cuesta 800 pesos diarios, y si mejor esos 800 pesos se los damos en sus países de origen, los ayudamos a que tengan una mejor calidad de vida y con ello, desincentivamos la migración”, consideró.

No es inteligente, agregó la funcionaria, que solamente se atendan los síntomas de una problemática, así “no los vamos a resolver, tenemos que ir a la raíz y en la raíz se atienden los síntomas; por eso vemos que no es un gasto en migración, sino es una inversión para el desarrollo”.

En su participación, el senador de Morena, César Arnulfo Cravioto Romero, comentó que el trabajo de AMEXCID refleja las características del liderazgo del presidente Andrés Manuel López Obrador, que tiene la visión de prevenir la migración llevando propuestas a los puntos donde se origina el problema que es Centroamérica.

“A todos nos conviene que la gente se arraigue a sus territorios encontrando un sustento de vida, que como nación nos evitamos muchos problemas, sobre todo, humanitarios”.

Durante la reunión de trabajo, integrantes de la Comisión expresaron sus inquietudes sobre los resultados de los programas “Sembrando Vida” y “Jóvenes Construyendo el Futuro” implementados en El Salvador, Guatemala y Belice; en qué consiste la ayuda que se va a dar a Cuba; la implementación del programa de apoyo a migrantes mexicanos establecidos en California, Estados Unidos, así como respecto a los programas de capacitación a migrantes para laborar en territorio mexicano.

Carrillo Cubillas explicó que hasta el momento los programas “Sembrando Vida” y “Jóvenes Construyendo el Futuro” fueron implementados en El Salvador, donde se tienen 20 mil beneficiarios en total, 10 mil para cada programa, aplicando todas las reglas de operación como en México, y están supervisados por la Auditoría Superior de la Federación.

Se está trabajando, agregó, para implementarse en Guatemala y Honduras, donde se tienen que ajustar programas porque en algunos de estos países sólo entre 6.5 y 8 por ciento de la población cuenta con una tarjeta bancaria para hacer llegar los recursos con la finalidad de que sean auditables.

Sobre el programa que se tiene para ayudar a migrantes mexicanos que radican en Los Ángeles, California, la funcionaria explicó que se busca fortalecer el liderazgo de los jóvenes de entre 18 y 29 años, muchos de ellos con posibilidad de estudiar, porque hay muchas becas en México de cooperación internacional que no se aprovechan.

“Si hay manera de apoyar a migrantes mexicanos con las mismas reglas de cooperación de los programas que se aplican en México, queremos empezar en Los Ángeles, ir a Chicago, Nueva York y Texas, conforme vamos demostrando que funciona, vamos logrando la confianza del resto de los Poderes de la Unión”.

Lo mismo ocurre en Cuba, añadió, donde se estima un apoyo de 150 dólares por beneficiario del programa “Sembrando Vida”. Existen cinco mil beneficiarios con un promedio de 10 hectáreas cultivables que se agruparán en cooperativas, que pretenden mantener los apoyos para que al final del programa puedan comprar maquinaria o insumos para su producción, pero hay que ajustar el programa a la problemática de cada país.

Sobre la medición de los resultados, Laura Elena Carrillo Cubillas aseguró que tiene el compromiso que, al término de los programas en cada país, entregará los resultados y la metodología sobre los alcances y efectividad que tuvieron.


Comparte