Peligran 134 colonias en Xalapa por inundaciones y deslaves

Comparte

Juan David Castilla

En Xalapa, 134 colonias están en riesgo durante la temporada de lluvias, por posibles inundaciones y deslaves.

De acuerdo con datos del Atlas de Riesgo en la capital del estado, esas colonias están en peligro debido a que la gente se asentó en lugares inseguros.

El 22 por ciento de la zona urbana  enfrenta riesgos en temporada de lluvias.

El peligro es latente durante cinco meses del año, de junio a octubre principalmente.

Autoridades locales tienen el reporte de que las zonas oeste y norte de la ciudad son más más propensas a inundaciones y deslaves.

Son 60 colonias con mayor riesgo de deslaves, mientras que por inundaciones suman 74 sectores poblacionales.

Las zonas urbanas detectadas con mayores problemas de inundaciones en Xalapa son las avenidas Lázaro Cárdenas, Américas, Adolfo Ruiz Cortines y Antonio Chedraui Caram; en tanto que las áreas más propensas a deslaves y derrumbes son las colonias Luis Donaldo Colosio, Independencia (Sección 1 y 2); Veracruz, Loma Bonita y Cerro Colorado.

TRAGEDIAS PASADAS

El 21 de agosto, cuando el huracán “Grace” tocó tierras veracruzanas, se registró una tragedia en la ciudad difícil de olvidar: un alud de tierra sepultó a seis integrantes de una familia en la colonia Brisas del Sedeño, en los límites con el municipio de Banderilla.

Fue una bebé de 15 días de nacida, una niña de dos años y tres niños, de cuatro, cinco y ocho años, quienes fallecieron junto a su madre, de 27 años.

En la misma zona, otra niña, de siete años, murió a causa de un derrumbe sobre la calle prolongación Francisco I. Madero en la colonia Loma Bonita, casi en los límites con la Ampliación 21 de Marzo, también en la ciudad de Xalapa.

Aquel día trágico, en la colonia Brisas del Sedeño, Abraham Moreno Ortiz, de 29 años, relata que, alrededor de las 7:00 horas de ese sábado 21 de agosto, escuchó un estruendo y salió de la vivienda para observar qué pasaba y, justo en ese momento, el alud de tierra se desvaneció y cayó sobre su casa con techo de lámina.

Con la ayuda de sus sobrinos y vecinos, logró rescatar a su hijo, de siete años, quien fue traslado a un hospital y sobrevivió.

Con un nudo en la garganta, relató que su esposa y sus demás hijos murieron atrapados entre toneladas de lodo.


Comparte