La vuelta a Veracruz en un teclazo

Comparte

Veracruz, de luto

Yamiri Rodríguez Madrid

El pasado viernes se confirmó que una de las 52 víctimas mortales en San Antonio Texas era un jovencito veracruzano de apenas 16 años. Misael era originario de una de las 37 localidades rurales de Naolinco, de San Marcos Atexquilapa, la cual tiene poco más de mil 600 habitantes. Hay otros dos jóvenes naolinqueños que oficialmente no han sido reconocidos, un hombre de Santiago Sochiapan y dos de Misantla.

Para conocer qué motivo a este menor de edad  y a sus dos primos de 19 y 16 años y de los que aún no se sabe nada, a dejar su tierra, hay que entender el origen.   La localidad está a tres kilómetros y medio de la cabecera municipal.  De acuerdo con datos oficiales, el analfabetismo en esa comunidad es  de 7.8 por ciento y el grado de escolaridad de apenas 6 años, es decir, solo la primaria terminada, aun cuando el promedio estatal es de 8.7 años.

Es un indicador importante porque Guerrero y Michoacán, grandes estados expulsores de migrantes, están en condiciones muy similares a las de Veracruz.

53 por ciento de los habitantes de más de 12 años de Atexquilapa no tienen trabajo; como este muchachito que apenas arrancaba su vida y que por un pollero murió asfixiado en la caja de un tráiler, luego de haber pagado 200 mil pesos.

Es tal el nivel de pobreza en ese pequeño pueblo veracruzano, que solo la mitad de ellos tiene un teléfono celular; 8 por ciento tiene coche y37 por ciento un refrigerador. Vaya aún hay 17 por ciento de las viviendas sin un baño.

Así es la vida es San Marcos Atexquilpa.   Hoy viene ya de regreso como parte de un proceso de repatriación. La familia Olivares reza por su alma y porque los otros dos jóvenes aparezcan pronto.

Otra segunda víctima veracruzana ha sido identificada. Julio era originario de Santiago Sochiapan. Cruzó para alcanzar a su esposa, quien ya radicaba en los Estados Unidos. Venía de un municipio con apenas 13 mil habitantes y 85 localidades. Como Julio, el 85 por ciento de quienes ahí viven lo hacen en condiciones de pobreza; 39 por ciento de ellos en pobreza extrema.

Dentro de los 212 municipios, Sochiapan es el 34 más pobre del estado; el 342 en todo el país. Tristemente no son ni los primeros, ni tampoco serán los últimos, en correr con esa suerte en su merecido anhelo de una vida mejor.

@YamiriRodriguez


Comparte