Mesa de redacción

Comparte

Caseta de Fortín, la promesa olvidada

Enrique Yasser Pompeyo

Este martes, el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez dijo con respecto a la caseta de cobro de Fortín que se analizarán propuestas para dar respuesta a la solicitud a los diferentes sectores de la población para cancelarla.

Pero, al parecer, al mandatario se le olvidó lo que dijo en el mes de agosto de 2018. Al reunirse con la Asociación de Industriales del Estado de Veracruz (AIEVAC) se comprometió a eliminar no sólo una, sino dos casetas de peaje: Fortín y La Antigua.

En aquella ocasión, en el municipio de Ixtaczoquitlán, expuso: “algo que sí va a ser de manera inmediata y que vamos a buscar eso, porque además fueron compromisos con la población será la de quitar dos casetas: la de Fortín y la de La Antigua, además es una gran ventaja porque Andrés Manuel es jarocho y no se va a olvidar de su terruño y nos va a apoyar, no porque vaya a ser alguna diferencia con otros estados sino porque geográficamente y económicamente Veracruz tiene que formar parte del desarrollo del país”.

A más de tres años del gobierno de García Jiménez y el del presidente Andrés Manuel López Obrador, las casetas se mantienen.

A la actual administración estatal sólo le restan 29 meses para que fenezca y se prevé que nada cambie en ese tema.

Sin embargo, el titular del Poder Ejecutivo estatal, aseguró: “al senador Ernesto Pérez Astorga le pedí su colaboración a fin de que pudiera darle seguimiento al tema, vamos a estar reuniéndonos pronto con CAPUFE, autoridades federales de la SCT, a fin de irle dando ya camino a esta problemática que representa la caseta de Fortín”.

En su momento, Julen Rementería del Puerto comentó que “la zona conurbada en toda esta región necesita ocupar esta vía de comunicación y no tendría por qué pagar el costo tan elevado que se tiene en ella, el tiempo que se tarda uno en transitar por las filas tan largas que se hacen, y los sistemas de pago automático muy rara vez funcionan en esa carretera”.

Por ello, para el senador veracruzano, “es hora de que esas casetas, en algunos casos sean sus tarifas reducidas o en el caso como la de Fortín de las Flores, sea eliminada”.

Ya se verá si en verdad el gobernador cumple con su palabra empeñada con los miles de veracruzanos que le dieron su voto y confiaron en él.

No vaya a ser que el 1 de diciembre de 2024, los veracruzanos se despierten y las casetas sigan ahí.

enriquepompeyo@hotmail.com


Comparte