Regresó a Veracruz tripulación del proyecto Soltando Amarras, tras viajar durante tres años por el mundo

Comparte

1200-X600-DERECHOS-POLI-TICO-ELECTORALES
1000x160-Informar-com-perspectiva-de-ge-nero
Redacción Hora Cero

“La vida es en equipo, en el mar; ahí nacieron nuevas formas de ser, evolucionamos, crecimos individualmente y como familia”, dijo el capitán, Alejandro Irigoyen Lazzeri tras el arribo del Velero ALDIVI al Puerto de Veracruz.

Al filo del medio día, la tripulación del Proyecto Soltando Amarras arribó a Marina Veramar, tras darle la vuelta al mundo por espacio de tres años, siendo la primera familia mexicana navegando con un mensaje de paz, soltándose de su vida terrenal y cumpliendo un sueño.

Este sábado, el Velero ALDIVI entró al Puerto acompañado de diversas embarcaciones veracruzanas, entró a Marina Veramar, tras atracar en el muelle de Marina Veramar, los integrantes fueron recibidos por familiares y amigos en esta ciudad.

El director general de Marina Veramar, Gregorio Chedraui Bolado fue anfitrión de la recepción de la familia poblana, que hizo historia al concretar este viaje alrededor del mundo por más de tres años.

“Contentos de ver culminar este proyecto de Alejandro y su familia, desde hace cuatro años lo apoyamos y hoy estamos muy felices por la conclusión de esta aventura tan enriquecedora para todos y poderlos recibir en Marina Veramar, esta su casa. Aquí estamos hablando de mar, de navegación, de familia y de valores, de superación; de muchas cosas, de vivir en el mar por tres años y casi cuatro meses alrededor del mundo en donde seguramente vivieron cosas buenas, malas o regulares; es algo que nos debe enorgullecer a todos”, dijo Chedraui Bolado.

Alejandro Irigoyen Lazzeri (Papá), Bernadette Sánchez del Castillo (Mamá), Alexa Irigoyen Sánchez (Hija), Diego Irigoyen Sánchez (Hijo) y Vital Irigoyen Sánchez (Hijo) minutos después de desembarcar, ofrecieron conferencia de prensa, compartiendo experiencias y pasajes de su travesía.

La mamá e hijos al unísono, agradecieron el apoyo e iniciativa que tomó Alejandro Irigoyen Lazzeri, como padre y capital del Velero ALDIVI.

“El velero nos dio seguridad en todo momento, en tierra o en el mar; aprendimos muchísimas cosas, conocimos diversos lugares pero sobre todo nos queda claro que la vida, es hacer las cosas en equipo, los niños y nosotros así lo valoramos”, señaló la señora Berna Sánchez del Castillo.

“Nosotros Somos originarios de la ciudad de Puebla, todo esto surgió como un sueño, una meta de vida; la idea era que a la edad de los 45 años queríamos hacer este viaje y convertirlo en hazaña familiar”, reveló el padre de familia, Alejandro Irigoyen Lazzeri.

En entrevista narraron que recorrieron 30 mil millas náuticas, aproximadamente 60 mil kilómetros en donde conocieron más de 30 país durante 3 años y 4 meses de travesía, “Viajamos tanto, seguir avanzando significaba volver”, expresaban entre sí.

Sobre su vivencias y en particular sobre cómo afrontaron la pandemia del Covid-19, los tripulantes de Soltando Amarras señalaron que en el mar no padecieron, salvo cuando cruzaban por el Caribe ahí fue cuando comenzaron a contagiarse del coronavirus.

“Simplemente fue un golpe de timón, cambiamos la forma de vivir y decidimos irnos al mar, en familia”, acotó finalmente el capitán Irigoyen Lazzeri.


Comparte