Hora cero

Comparte

Del Río, Pasiano, Franco y Delfín

Luis Alberto Romero

Por tratarse de un personaje de talla nacional, el caso de José Manuel del Río Virgen acaparó los reflectores mediáticos en Veracruz.

Al ex diputado federal, cercano a los senadores Ricardo Monreal y Dante Delgado, la fiscalía estatal le acusó por el homicidio de Remigio Tovar, candidato del Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Cazones de Herrera. No le comprobaron delito alguno y por ello fue liberado del penal de Pacho Viejo, donde se encontraba detenido.

Del Río recurrió a la protección de un amparo y a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, para ventilar un acto de injusticia que lo mantuvo preso por casi 6 meses.

Sin embargo, no es el único caso de ese tipo en Veracruz: en días recientes le concedieron un amparo liso y llano al alcalde electo de Jesús Carranza, Pasiano Rueda Canseco, quien dos veces ganó la presidencia municipal como abanderado del Partido del Trabajo.

Pasiano Rueda fue detenido por policías ministeriales en octubre de 2021; el hecho provocó un enfrentamiento entre PT y Morena, que denunció al candidato petista supuestamente por haber violentado el conteo de los votos en dicho municipio. También le señalaron por el presunto delito de ultrajes a la autoridad, aunque este tipo penal ya fue declarado inválido por la Suprema Corte.

Las elecciones fueron anuladas y en un proceso extraordinario, ya en la cárcel, Pasiano Rueda volvió a ganar.

Tras un largo proceso de defensa, Rueda Canseco logró el amparo; fue ordenada su liberación; el juez consideró que la detención del alcalde electo de Jesús Carranza fue arbitraria, ilegal e inconstitucional; sin embargo, nadie le repondrá los nueve meses perdidos en la cárcel, como nadie le repondrá a Del Río el medio año de su vida que dejó en Pacho Viejo.

Al final, son temas que dejan muy mal parado el desempeño de la fiscalía veracruzana y hablan del uso político de la procuración de la justicia.

Y no son los únicos: Rogelio Franco, ex secretario de Gobierno durante la administración de Miguel Ángel Yunes, está preso desde el 13 de marzo de 2021; ha pasado un año y cuatro meses recluido –inicialmente por los delitos de violencia familiar y ultrajes a la autoridad– y luego acusado por abuso de autoridad.

Otro: en el marco de la contienda interna por la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional, el 27 de noviembre de 2021 fue detenido el ex alcalde de Tierra Blanca, Tito Delfín Cano, identificado con el grupo Yunes de Boca del Río; le señalan un presunto fraude; y lleva casi 8 meses tras las rejas.

Y aunque los casos no son parecidos, ni los detenidos enfrentan señalamientos similares, hay un punto coincidente: todos ellos en su momento representaron o aun representan –como José Manuel Río– a grupos políticos abiertamente enfrentados con el gobierno que los encarceló; y que parece decidido a acular agravios contra sus adversarios. @luisromero85

 


Comparte