Desde el café

Comparte

Una candidata fuereña de muy dudosa capacidad

Bernardo Gutiérrez Parra
Este lunes en su conferencia mañanera, el gobernador Cuitláhuac García dijo que Veracruz y el país están preparados para ser gobernados por mujeres, y si esto no ha sido posible antes, se debe a las administraciones “machistas”.

Para machista y misógino pocos como él, pero bueno…

Veracruz y el país tienen fácil más de medio siglo que están preparados para que los gobierne una mujer. El problema no es sólo el machismo, sino la cerrazón y otras calamidades contra las que ellas han luchado por siglos.

Pero a propósito de ese comentario, ayer en el curso del día hice una lista de 100 tuxpeñas que pueden ser desde alcaldesas de mi puerto hasta diputadas, senadoras y gobernadoras. Todas con probadas capacidades políticas e intelectuales, muy por encima de las que posee quien gobierna actualmente la entidad.

Estas 100 mujeres no son las únicas tuxpeñas capaces, son de las que me acordé. Fácil debe haber cinco veces esa cantidad si no es que más, como las hay en los 211 municipios restantes.

Es decir, estoy hablando de al menos 21 mil 200 veracruzanas que podrían ocupar un cargo de elección popular e incluso la presidencia de la República y serían bien calificadas.

Si en el 2024 una mujer es apoyada por una amplia coalición para gobernar Veracruz votaré por ella con la firme convicción de que no fallará en el desempeño de su encargo.

Pero no lo haré por cualquier mujer.

Votaré por una veracruzana, jamás lo haré por alguien que no sea del terruño, sobre todo si no ha hecho absolutamente nada por la entidad que tanto le ha dado.

Que una mujer nacida… pongamos como ejemplo en Zacatecas sea impulsada por el aparato del Estado para gobernar Veracruz, es una afrenta al menos para 21 mil 200 veracruzanas que están buscando una oportunidad de demostrar de qué están hechas.

Que López Obrador y Cuitláhuac García quieran imponer a una fuereña es un acto machista y de misoginia hacia las mujeres veracruzanas. Y eso no se debe permitir ni tolerar.

Si Veracruz ha sufrido por culpa de gobernantes corruptos y ladrones y en la actualidad sufre por uno inepto e incapaz, darle la estafeta a una mujer sería una muy buena opción, siempre y cuando sea veracruzana.

Con tanto talento femenino como existe en la entidad, ninguna necesidad hay de importar a una presunta candidata que además de no ser querida en Veracruz, ha mostrado una dudosa capacidad política, moral e intelectual.

En verdad lector no hay ninguna necesidad, por mucho que esa mujer se llame Rocío Nahle.

Laguna Verde; un riesgo latente

El peligro no es de hoy, viene de lejos. Primero fueron las Madres de Veracruz que desde los años 80 hasta por ahí del 2005 llegaban cada sábado a la Plaza Lerdo de Xalapa con sus pancartas donde alertaban sobre los peligros de la Nucleoeléctrica de Laguna Verde y nadie les hizo caso.

Ahora son medios internacionales como el diario El País, que desde 2020 viene reportando fallas en los sistemas de seguridad de la planta, pero tampoco le han hecho caso y cuando lo hacen es para descalificarlo.

El domingo anterior desde Gutiérrez Zamora, el líder estatal del PRI, Marlon Ramírez Marín, dijo que no se debe permitir que ponga en riesgo a la población ante la situación en la que opera esa Central Nucleoeléctrica, porque las personas encargadas de la seguridad no cumplen con el perfil.

Y en eso tiene razón el también diputado federal, en la actualidad el riesgo es mayor porque el personal responsable de la seguridad es 90 por ciento lealtad y 10 por ciento eficiencia. Es decir, están ahí porque pertenecen a la 4T y no por sus conocimientos.

Ramírez Marín, puntualizó que la falta de perfil adecuado de los funcionarios encargados de la seguridad de la central, genera condiciones de riesgo para la población veracruzana.

En este sentido, indicó que presentará un Punto de Acuerdo ante los integrantes de la LXVI Legislatura local, para que se conforme una comisión y se revise lo que está pasando en Laguna Verde, “porque no podemos permitir que las señoras, señores, los jóvenes, los niños y las niñas de esta zona del estado, corran riesgo.”

Ojalá le hagan caso porque la verdad sea dicha lector, Laguna Verde está lejos de tener la seguridad de la que una vez presumió para convertirse literal, en una bomba de tiempo.

bernardogup@hotmail.com


Comparte