Hora cero

Comparte

Luis Ángel Bravo, Jorge Winckler y Verónica Hernández  

Luis Alberto Romero

Se veía poco probable y, por supuesto, el asunto no pasó de ser tema para anecdotario veracruzano: este jueves, el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa desechó el proyecto que planteaba el regreso del ex fiscal estatal, Jorge Winckler Ortiz, al órgano de procuración de justicia.

El magistrado Octavio Ramos planteó como propuesta el regreso de Winckler a la Fiscalía, dado que su proceso de destitución habría estado viciado de origen.

Se observaba poco probable el regreso a la fiscalía de Winckler Ortiz, quien hoy se encuentra en calidad de prófugo de la justicia.

El asunto fue retomado este jueves tanto por el diputado presidente de la Junta de Coordinación Política en el Congreso de Veracruz, Juan Javier Gómez Cazarín, como por el gobernador Cuitláhuac García, quien apuntó que “no queremos que haya reversa en lo que se ha avanzado de justicia.

Gómez Cazarín, por su parte, sostuvo que Veracruz no volverá a su época oscura en materia de procuración de justicia; que el Tribunal Colegiado le dio la razón al Congreso del Estado y que con ello se salvaguarda la justicia en Veracruz.

Sostuvo el presidente de la JUCOPO que el ex fiscal “representa el contubernio, la impunidad y la corrupción al servicio de grupos políticos, de saqueadores del estado y delincuentes…”

Recordemos que en tiempos del ex gobernador Javier Duarte se modificó la ley; desapareció la Procuraduría y se creó la actual Fiscalía; la idea era que los titulares permanecieran en el órgano de procuración de justicia por un periodo de 9 años; la intención evidente era dejar a una persona de confianza para que cuidara la espalda al ejecutivo.

El primer fiscal veracruzano fue Luis Ángel Bravo Contreras, cuyo periodo terminaría en enero de 2024 –llegó al cargo en 2015–, pero no habían pasado ni dos años cuando el fiscal de Duarte, acorralado, renunció en noviembre de 2016, unos días antes de la llegada de Miguel Ángel Yunes a la gubernatura; Bravo Contreras puso pies en polvorosa pero fue detenido en junio de 2018. Ya está libre.

En diciembre de 2016, con Yunes instalado en Palacio de Gobierno, llegó Jorge Winckler Ortiz a la Fiscalía de Veracruz, pero solo se mantuvo hasta septiembre de 2019; su paso por el cargo se caracterizó por un enfrentamiento casi enfermizo con el Gobierno de Cuitláhuac García.

Sobre Winckler pesan varias acusaciones; terminó por huir y hoy se encuentra en calidad de prófugo. Intentó regresar mediante recursos como el que fue desechado este jueves por el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa, pero su vuelta al cargo se observa más que poco probable, imposible.

Igual que su antecesor, a Winckler se le señaló por poner el ente procurador de justicia al servicio de los intereses políticos de Palacio de Gobierno; y esas mismas acusaciones pesan hoy sobre la sucesora en el cargo, Verónica Hernández

La historia reciente nos dice que ninguno de ellos se queda hasta el término de periodo para el que fueron nombrados; los problemas de los fiscales comienzan con la llegada de un nuevo gobierno: Luis Ángel Bravo navegó sin contratiempos, hasta que llegó Yunes; Jorge Winckler inició su calvario con el comienzo del periodo de García Jiménez; y lo mismo podría pasar con doña Verónica Hernández. @luisromero85


Comparte