En la mira

Comparte

AMLO y su caballerosidad con los Yunes
Silverio Quevedo Elox
En la campaña del 2018, específicamente en el mes de junio durante sus continuas giras por Veracruz, el entonces candidato a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador recibió sendos improperios, ofensas y hasta burlas donde lo menos que le dijeron fue “loco”.
 Retador, soberbio y hasta amenazante, fuera de sí, el gobernador Miguel Angel Yunes Linares, asumido como el coordinador de la campaña electoral de su hijo a gobernador en Veracruz, grabó videos pidiéndole un debate al abanderado presidencial acompañado de un lenguaje denostador, agresivo y ofensivo. Lo retó incluso, a que lo iba a desenmascarar de diversas patrañas que, desde su mente, le fabricó a AMLO y que nunca demostró.
 Hijo de tigre pintito con el mismo ADN biológico y político que los define, Yunes Márquez siguió el camino de su papá solo que éste con expresiones más de barrio, lejanas a la formación política al menos de su padre, primero en el PRI, luego en el PAN, pero con el mismo sello de broncos y personajes de baja ralea cuando de defender el poder a como de lugar se trata. Como lo era entonces, la sucesión en el gobierno de Veracruz en el 2018.
  Pues bien, lejos de cobrarse esas afrentas, de revanchismo, de exigir que se disciplinen y se “doblen” ante el poder presidencial que desde el 2018 ostenta, AMLO, ha hecho todo lo contrario.  Y les ha demostrado la otra cara de la moneda, evidenciando lo que recientemente dijo en una conferencia mañana, “con la familia nada, el pleito es conmigo”.
 De tal forma que ha venido pregonando con una postura muy diferente a la de los Yunes, y aún cuando está por confirmarse que anteriormente también recibió al jefe mayor del clan, Miguel Angel, quien presuntamente le pedriría clemencia, excusado en una enfermedad incurable, lo cierto es que López Obrador ha sido “contrario a esta familia insultativa con su persona, ha sido un caballero y ha dado clases de diplomacia y serenidad política.
 Y es que la cereza del pastel de la gentileza del tabasqueño fue haberle abierto las puertas de Palacio Nacional a la alcaldesa porteña, Patricia Lobeira Rodríguez, esposa del ex candidato a gobernador del PAN, Miguel Angel Yunes jr.
No fue sola. La audiencia se realizó este jueves 14 de julio en la comodidad del centro del poder del país, del centro de mando de la primera autoridad, y fue acompañada del gobernador Cuitláhuac García, y donde los representantes de los 3 niveles de gobierno discutieron seguramente sobre las importantes inversiones que vienen a la zona centro y la necesidad de sumarse en pro de la economía del estado y del país.
 En ellas, el gobierno municipal juega papel muy importante. Y como es sabido, Ayuntamiento y su cabildo son indispensables para las facilidades que exigen los inversionistas extranjeros, a no bloquear o retrasar el proceso de instalación del capital privado que impulsa la economía regional y de un estado, y que abre cientos o miles de empleos.
 Ahí están los casos de dos grandes firmas. La cervecera Constellation Brand y la Nestlé que juntas traerán a la conurbación una inversión superior a los 2 mil millones de dólares y 2 mil 500 empleos directos y más de 10 mil indirectos.
 Así pues, bofetada con guante blanco, cátedra de diplomacia y política han recibido los del grupo yunista.
 Patricia Lobeira después de la reunión no desaprovechó para difundir y presumir su encuentro presidencial. Afirmó que el encuentro en la Ciudad de México fue para abordar la rehabilitación de la fortaleza de San Juan de Ulúa.
  “La Marina está haciendo una restauración importante en San Juan de Ulúa y ayer anduvimos en Ciudad de México en Palacio Nacional para ver sobre esta restauración y qué día va a ser la inauguración».
 Lo cierto es que a ello se sumaría el tema de inversiones y el centro histórico de Veracruz.
TREGUA O PA CTO INSTITUCIONAL, NO POLITICO
Los Yunes no deberían confundir. Pues quizá la incorporación es para ponderar su disposición a apoyar las inversiones y no porque tengan que considerarlos para futuros momentos electorales o políticos.
La señal de tregua y más bien, la promesa de no interferir ni portarse mal del grupo panista, parece ser real por las inversiones como Nestlé y próximamente Constellation.
Pero si en ese sentido quieren irse al ring político los del PAN y yunistas deben entender el mensaje de AMLO en su visita al puerto, durante el evento de la fábrica Neslté, llamó la atención la presencia de la secretaria de Energía, Rocío Nahle.
La titular de la Sener se ubicó apenas a dos lugares del Presidente en un acto que no tiene nada que ver con su área, al menos directamente, y lo que parece ser un mensaje muy claro para los otros suspirantes.
  Confirma quizá lo dicho por los Yunes que en el 2024 no tienen nada que hacer pues ven a Morena en los altos índices de aceptación entre la ciudadanía.
 Lo que les queda pues, es portarse bien y ofertar su capital político o hacer como que no ven la penetración de la 4T en la conurbación ahora con el López Obrador al frente para terminar de tapizar al estado.
MUY EN CORTO
Doble agente pernicioso.
 La renovación de cuadros directivos en el Movimiento de Renovación Nacional revuelve las aguas.
Las pasiones desatadas son normales por la supremacía de Morena ante una oposición moralmente derrotada.
En esta ganancia de pescadores, algunos vivales quieren enquistarse en las dirigencias regionales del partidazo, vendiendo humo e inexistentes derechos de picaporte con los hombres de poder que rodean a Cuitláhuac García Jiménez.
En Huatusco, por ejemplo, cabecera distrital número 13 de los 19 distritos electorales en los que se divide el estado, la efervescencia por la dirigencia de Morena está candente y plagada de zancadillas y tradiciones.
Alejandro Porras Marín, sedicente operador de Esteban Ramírez Zepeta en las altas montañas, anda como elefante en cristalería en su afán desbocado por ser electo dirigente por las bases morenistas.
Con la bandera de ser enviado directo de Ramírez Zepeta, situación falsa, y cercano al gobernador Cuitláhuac García, recorre los 14 municipios, desde Camarón de Tejeda a Zentla, pasando charola, amenazando alcaldes y funcionarios de Bienestar, a quienes les exige una lealtad no merecida.
Lo delicado del asunto es que por una cara Alejandro Porras Marín dice ser enviado de Palacio de Gobierno; pero en su lado oscuro pacta, complota, se reúne con Miguel Ángel Sedas, «el zapatero», quién desea descarrilar a Morena en la próxima elección del 2024 para sembrar él su bandera de la coalición PAN-PRI-PRD en el distrito huatusqueño.
Los militantes de Morena ya saben la calaña de Alejandro Porras y se decantarán por Norma Ramirez para que sea una mujer la próxima lideresa de los morenos en esta demarcación distrital. Y no un corrupto oportunista como el mencionado sujeto.
Hasta la maestra Zaida Ochoa Valdivia, quién también aspira a la dirigencia, se unió en sororidad con Norma Ramírez, con la finalidad de frenar al doble agente Alejandro Porras Marín, quién no satisfecho con sembrar de recomendados el palacio municipal donde despacha Ventura Demuner Torres, ahora quiere extender sus fechorías y extorsiones a los demás municipios.
Se dice que ya Eric Patrocinio Cisneros Burgos lo anda campaneando porque en lugar de construir se dedica a dinamitar el movimiento moreno.

Comparte