Desde el café

Comparte

Cuitláhuac; sin un álbum de fotos para mostrar

Bernardo Gutiérrez Parra

Casi sin excepción los veracruzanos coinciden en que de Miguel Alemán para acá, cada gobernador ha sido peor que el anterior; inútiles para contener la violencia, pésimos para administrar las finanzas y en contrapunto, buenos para dilapidar dinero que no es suyo.

Con Cuitláhuac la violencia es una barbaridad, ha crecido enormidades, mucho más que con sus antecesores. Y a pesar de que ha cacareado que no ha endeudado a Veracruz, la realidad lo contradice. Y por eso lo balconearon.

El líder estatal de Movimiento Ciudadano, Sergio Gil Rullán, dio a conocer que entre el primero y segundo año de su gobierno, Cuitláhuac García contrajo una deuda de 41 mil 100 millones de pesos. Esto es, 6 mil 300 millones más que Javier Duarte por lo que lo calificó como “El nuevo Duarte de Veracruz”.

Gil agregó que pese a que Cuitláhuac contrató 22 créditos que vencen en el 2040, han cerrado 90 mil empresas veracruzanas en los últimos tres años y no hay reactivación económica ni proyectos productivos.

Luego dio a conocer un comparativo de esos pegadores, que invariablemente hacen exclamar a la raza: “¡Qué bárbaros! ¡Qué poca…!”

Dijo que tan solo con la deuda contraída en 2019 se hubieran distribuido 19 millones de desayunos escolares fríos y calientes entre los niños veracruzanos, pero en lugar de eso se cancelaron las Escuelas de Tiempo Completo.

La denuncia del emecista cayó como paila de aceite hirviendo en Palacio de Gobierno, pero el gobernador se la llevó suave y se salió por la tangente. “No ofendan, eso de compararme con Duarte, se manchan, yo no me llevo así”, dijo sonriente. Pero no desmintió (porque simplemente no tiene con qué) las cifras dadas a conocer por Gil Rullán.

Lo que sí hizo fue tratar de desviar la atención pero no lo consiguió. “(Gil Rullán) no habla de cuando ellos guardaban silencio y eran cómplices al autorizar las deudas”. Y a renglón seguido mintió al manifestar que quieren culpar a su gobierno de esos 40 mil millones cuando es la deuda que les dejaron. Pero no es así y él lo sabe.

Sergio Gil dijo que Morena vulneró la ley de la Legislatura local “al autorizar un endeudamiento por un monto mayor”. En 2019 sólo podían autorizar al gobierno estatal 7 mil 701 millones y en 2020, 7 mil 772 millones de pesos. Sin embargo, autorizaron deuda por 21 mil 300 millones en 2019 y 19 mil 800 millones en 2020. Esto es, 41 mil 100 millones de pesos en total.

Y aunque haya quien no lo quiera aceptar, la realidad ahí está basada en datos duros; en escasos dos años Cuitláhuac endeudó a Veracruz más que Duarte en todo su sexenio.

Hace unos años cuando a un ex gobernador lo cuestionaron por la deuda que había dejado en su entidad, mostró varios álbumes con legajos de fotografías donde se veían puentes, ejes viales, autopistas, escuelas, hospitales, electrificación y agua potable en comunidades, caminos rurales, cientos de patrullas nuevas, camiones de bomberos, etc. “Aquí está parte del dinero de la deuda, cada foto la pueden confrontar con la realidad”, dijo.

También mostró documentación que amparaba aumento de sueldo a maestros y burócratas, becas, desayunos escolares etc. “Esta es la otra parte de la deuda” agregó, y nadie lo volvió a molestar.

Cuitláhuac está en un brete, le acaban de embarrar en la cara que endeudó al estado con 41 mil 100 millones de pesos y para su mala fortuna, no tiene un solo álbum de fotos que compruebe qué hizo con ese dineral.

bernardogup@hotmail.com


Comparte