De interés público

Comparte

 Políticos ricos y pueblo pobre: los ofensivos salarios 

Emilio Cárdenas Escobosa

El procurador Federal del Consumidor, Ricardo Sheffield, por encargo del presidente Andrés Manuel López Obrador, entregará un informe de “Quién es quién en los sueldos” de integrantes de organismos autónomos y otros cargos en las mañaneras del primer mandatario.

“Vamos a invitar a Sheffield el quién es quién en los sueldos. Todo, cuánto gana un juez, un magistrado, un ministro, un diputado, un senador, un consejero del INE, los directores de empresas paraestatales, los del Banco de México”, dijo AMLO y aseveró que el objetivo es “ver cómo andamos” y va a incluir los detalles de su sueldo, para mostrar que es más lo que ganan quienes están en organismos autónomos, principalmente.

El sueldo del presidente López Obrador es de 112 mil 122 pesos de acuerdo al presupuesto de egresos del 2022, más 30 mil 974 en prestaciones, para un total mensual de 149 mil 386 pesos al mes. En teoría, ese debería ser el sueldo más elevado del gobierno, sin embargo, no es así, ya que hay funcionarios que perciben más de esos ingresos, a los cuales AMLO prometió exhibir.

El presidente al anunciar esta nueva sección de su conferencia mañanera recordó que cuando presentó la Ley de Austeridad y se hizo la reforma constitucional para que nadie pueda ganar más que el presidente, hubo funcionarios que se ampararon para que no se aplicara la ley con ellos y pudieran conservar sus antiguos sueldos.

Al citar el tema de ¿Quién es quién en los salarios?, el presidente Andrés Manuel López Obrador, en su Mañanera, abrió la puerta para buscar información referente al salario de muchos funcionarios federales y estatales, así como de los legisladores del Congreso de la Unión y del Congreso de Veracruz, por citar algunos casos.

Por ejemplo, los consejeros del INE tienen una percepción mensual por su trabajo de 364 mil 251 pesos, en tanto que los diputados federales en México reciben 130 mil 34 pesos al mes y cuentan con prestaciones como: aportaciones de seguridad social, ahorro solidario, aguinaldo y otras cuatro prestaciones. Los senadores 184 mil 598 pesos con prestaciones análogas a la de los diputados.

Los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación se llevan al mes la friolera de 416 mil 722 pesos más prestaciones. Y los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para no quedarse atrás se llevan nada menos que 417 mil 178 pesos cada mes. Y desde luego que los ministros del máximo órgano de justicia del país cuentan con prestaciones como prima vacacional, aguinaldo, seguro de vida institucional, seguro de gastos médicos mayores, estímulo por antigüedad, entre otras.

En el ámbito local el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez recibe supuestamente 58 mil pesos. Un diputado local sufre con apenas 142 mil pesos mensuales, cantidad que no les alcanza para su trabajo en giras y eventos dice el presidente de la Junta de Coordinación Política de la LXVI Legislatura el morenista Juan Javier Gómez Cazarín, y señala que con 58 mil pesos mensuales de salario a diputados locales, sin contar los bonos y apoyos diversos que reciben, el Congreso de Veracruz, es uno de los más austeros del país y afirma que considerando el número de diputados a nivel nacional, de ser la segunda legislatura más cara, ahora con la 4T jarocha son la número 16, “el más austero», apunta. ¿Usted lo cree?

Cualquier persona interesada puede buscar en la Plataforma Nacional de Transparencia la información correspondiente y encontrará algunos datos que no necesariamente son fiables, puesto que es sabido que en los sitios web de las instituciones en los apartados correspondientes a las obligaciones de transparencia -dispuestas en la ley en la materia- no aparece la información real, puesto que se omiten compensaciones y otros bonos o remuneraciones que se otorgan a los altos mandos de las dependencias. Haga usted la prueba y se dará cuenta.

En el caso de Veracruz, el gobernador Cuitláhuac García aseguró que es el mandatario con menores ingresos a nivel nacional, en comparación con sus homólogos de otras entidades. Incluso dice que ojalá lo exhiban en una mañanera porque dice que es el que menos gana de todos los gobernadores, y que no recibe bonos de ningún tipo, aunque ahora que vive en Casa Veracruz seguramente su salario le rinde mucho porque no gasta en manutención, ni en giras, ni en escoltas, vehículos y demás parafernalia porque eso nos cuesta a todos los veracruzanos.

Y ello sin contar en el caso de nuestra entidad los salarios de los magistrados del Poder Judicial del Estado de Veracruz. El gasto de la nómina del Poder Judicial del Estado de Veracruz es de 65 millones de pesos al mes. La magistrada presidenta, Isabel Inés Romero Cruz cobra 181 mil 621 pesos, por concepto de salario bruto y compensación, mientras que los ingresos de los 34 magistrados que integran el Tribunal Superior de Justicia del Estado se ubican entre los más altos a nivel nacional, pues van entre 154 mil pesos y poco más de 181 mil pesos mensuales.

¿Y los magistrados del Tribunal Electoral de Veracruz? Ellas dos y él, porque son 3 magistrados, hacen felices su trabajo bien remunerados con sus 150 mil pesotes al mes, y los consejeros del OPLE perciben cantidades similares que defienden a capa y espada cada vez que se toca el tema y hacen malabares discursivos para explicar el por qué ganan tanto.

Pero para que se vea que hay ahorros y compromiso con los propósitos presidenciales y los que dice abrazar el gobernador, a los empleados y trabajadores del Poder Judicial, por ejemplo, se les aplica ya a partir del mes de junio la llamada austeridad franciscana, con descuentos que van de un 20 a 30 por ciento, voluntariamente a fuerzas.

Pero no es el caso de la directora de administración del Poder Judicial, Joana Marlén Bautista (envuelta por cierto en una fuerte polémica con acusaciones mutuas de violencia de género con la diputada panista Jessica Lagunes por filtraciones y señalamientos sobre presuntos temas privados e íntimos de la funcionaria), quien austera también se asignó un salario superior a los 180 mil pesos mensuales. ¿Cómo ve?

La cuestión está en que si realmente merecen esos salarios estratosféricos todos esos representantes populares, togados y altos mandos. Desde luego que no, si nos atenemos a los resultados de sus gestiones.

Por eso la búsqueda del presidente de México de la medianía en las remuneraciones de los servidores públicos ha topado con pared y es una batalla perdida. Nadie está dispuesto a sacrificar esos jugosos ingresos que son literalmente una ofensa para cualquier mexicano de la clase media y baja de este país.

Sigue habiendo un gobierno rico y un pueblo pobre, dígase lo que se diga.

Pero lo censurable es que con todo y que gran parte de esos personajes del morenismo que son beneficiarios de la popularidad de Andrés Manuel López Obrador, que en las elecciones de 2018 y en 2021 arrasó y los llevó a calentar curules, ocupar oficinas públicas y manejar a su antojo los presupuestos públicos, siguen jurando y perjurando su credo en la 4T – y se toman fotos y fotos para las redes sociales extendiendo cuatro dedos de la mano como orgullosos militantes de esa corriente- pero no están dispuestos, para nada, a que la austeridad que pregona el presidente los toque.

jecesco@hotmail.com

www.deinetrespublico.com


Comparte