En la mira

Comparte

Empinaron a Wincker ¿se irá solo?

 

Silverio Quevedo Elox

Apenas se trascendió la detención de Jorge Winkler y panistas de cepa, más que bien informados, se dieron a la tarea de hacer sus análisis al interior, conocedores de las entrañas de su partido, de sus actores, y de las mañas de quienes se han adueñado del mismo. Conjeturas que no están nada fuera de la realidad.

Y es que ya existían sospechas de una sorpresiva y extraña aparición de la alcaldesa de Veracruz puerto en Palacio Nacional.

Sabedores de cómo se las gasta el clan yunista, sabían que algo especial estaba tramando el grupo. Y ahora se robustece la sospecha, cuando apenas a unos días de ese encuentro, bajo el argumento de tratar temas relacionados a la restauración del histórico San Juan de Ulúa se produce un hecho político-judicial en Veracruz de esos que como decía el jefe del clan mayor, Miguel Angel Yunes, “cimbran al país”.

Y cómo todos sabemos que en política no existen las casualidades, no es nada descartable que lo anterior forme parte de los acuerdos de políticos de los Yunes azules con los más altos niveles en el poder.

Para nadie es un secreto que dentro de tales ofrecimientos se tiene como principal propósito que los del Estero operen desde afuera el ungimiento de Rocío Nahle como candidata de Morena a la gubernatura de Veracruz.

¿A cambio de qué?

De buscar una impunidad total para que ni el jefe del clan mayor ni sus hijos pisen la cárcel.

Y en ese paquete de pactos en los oscurito, nadie descarta que este operativo  haya tenido como resultado entregar a  Jorge Winkler como moneda de cambio.

Hay una razón principal que alimenta dicha sospecha. Desde un principio se supo que el ex Fiscal se encontraba en ese turístico lugar del estado de Oaxaca. Es más, desde siempre se sabía dónde estaba radicando.

Primero se dijo que en Cholula, Puebla, luego que en Puebla y finalmente que siempre se fue a radicar a la tierra de su señor padre Jorge Winkler Yassin, quien ostentaba la Notaría número 35 en aquella entidad, particularmente en Salina Cruz y falleciera en junio del 2020 a poca distancia de donde fue aprehendido.

Se sabe que dentro de las peticiones de los neopanistas para estar bien con el régimen de la Cuarta transformación, destaca también que no se metan con la senadora Indira Rosales, quien enfrenta sendas denuncias emanadas por el cochinero que dejó tras su paso por Sedesol en el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares.

Dicho lo anterior, se confirma que los coqueteos entre el Clan -a través de Paty Lobeira-, con el gobierno federal y estatal, no son gratuitos, y que por ello este lunes entregaron en charola a plata a uno de los adeptos más queridos del yunismo.

De hecho, desde octubre del 2019, existe el antecedente sobre esa postura sumisa al nuevo gobierno, al entregar también a Bernardo Segura, quien fuera subsecretario de Finanzas durante el periodo presidido por el jerarca del clan.

La pregunta que surge: ¿A cuántos más van a entregar a cambio de que la familia del Estero se cobije en el manto de la impunidad?

Que otros panistas pongan sus barbas a remojar.

 

MUY EN CORTO

ALGUNAS DESGASTADOS AL RELEVO DE MORENA. Rocío Nahle, Sergio Gutiérrez, Eric Cisneros, Juan Javier Cazarín y Manuel Huerta, son entre otros, los personajes que buscarán meterle al canasto de Morena el mayor número de delegados.

Como comentábamos este lunes, en este espacio, quien tenga mayoría tendrá más fuerza y habrá demostrado mayor operación al interior de ese partido en el relevo de la dirigencia, a través de los delegados que logren colocar, como elecciones primarias, antes de que acudan a votar a la grande.

Pues bien, uno de ellos, llegará sin duda con un desgaste especial. Y es que en esa contienda interna no todos llegan en optimas condiciones, pues el delegado de la Secretaría del Bienestar trae un “estigma” por un tema delicado que incluso ya se ventiló en la “mañanera” y que lo coloca en desventaja junto con los suyos.

De manera que en los días antes del sábado la efervescencia sigue en ascenso entre los morenos, pues aumentan los “golpes bajos” y “zancadillas”.

Un ejemplo fue la “tunda” que este domingo le dieron en redes sociales al ex alcalde de Tlacotalpan, Cristhian Romero Pérez, quien busca ser consejero por el distrito de la Cuenca del Papaloapan.

 


Comparte