Desde el café

Comparte

El cochinero del sábado se repetirá en el 24

Bernardo Gutiérrez Parra

Lo dicho, no saben comportarse. Y si no han aprendido en 33 años (desde que fundaron el PRD), ya no aprendieron nunca. No hay asamblea o reunión partidista en que no terminen a la greña, a los golpes, a sillazos y mentadas y en que no den la nota vergonzosa. Eso sí, hay que reconocerle a los morenos que resultaron más cínicos que los priistas para el acarreo, la mapachería, el carrusel y el embarazo de urnas.

Entre viernes y sábado dictaron cátedra de cómo pasarse por el forro sus leyes internas para elegir a sus delegados. ¿Que no tienes cómo trasladarte al lugar de la votación? No te preocupes, nosotros te llevamos. ¿Que tienes que trabajar ese día o no come tu familia? Tu tranquilo, aquí tienes no una, sino dos despensitas. ¿Qué no sabes cómo se llaman tus candidatos a consejeros distritales? Ponte esta pulserita donde viene el nombre del compañero (a) por el que vas a votar.

Igual hacía el PRI, dirán algunos. Casi… casi. Si los tricolores (y no es justificante) hacían esas jaladas, al menos las disimulaban. Los morenos en cambio las exhibieron a plena luz.

La romería comenzó el viernes cuando centenares de camiones se desplazaron a puntos específicos de la geografía estatal con su carga de votantes. En Xalapa por ejemplo, llegaron con colonos de la periferia y empleados de SEFIPLAN, SIOP, SSP y SALUD al Parque Juárez donde pernoctaron para votar el sábado.

De acuerdo con una nena que hablaba frente a un celular instalado en un tripie, todos llegaron “so happy together” (uta sí cómo no) “deseosos de participar en este evento ¿y saben por qué amiguis?, porque Morena es un movimiento from the people, by the people and for the people”. Sus palabras me emocionaron al grado que estuve a punto de decirle “¡Ou yea baby!”, pero me seguí de largo.

Lo que no dijo la nena es que los burócratas fueron obligados a asistir, de lo contrario perderían su chamba. Y en el caso de los colonos, les prometieron 500 pesos (que no les dieron) y amenazaron a los faltistas con quitarles los apoyos sociales

Igualito que el PRI. No. Aunque no los justifico, en el PRI descontaban el día, no el empleo; daban la lana que prometían y nunca se metieron con los apoyos federales.

¿Y qué pasó el sábado? Que comenzó el jaleo.

En Minatitlán fue detenida la diputada local Jessica Ramírez Cisneros por armar un borlote. Resulta que llegó al parque Dos Leones junto con otras personas, pero como no las dejaron sufragar la legisladora aventó sillas, mesas y cajas por lo que fue detenida junto con otros rijosos.

Pero quien reventó la elección en ese municipio fue la alcaldesa Carmen Medel Palma, que se registró como candidata a delegada distrital. La señora sólo dejó que votaran sus aliados y no los de Sergio Gutiérrez (cuya seguidora es Jessica Ramírez); lo que provocó gritos, empujones, golpes, volaron las sillas y se armó la gorda al grado que fue suspendida la elección.

A los morenos de Banderilla les tocó votar en Coatepec y como no tenía en qué trasladarse, el alcalde David Sangabriel, bien buena onda, les facilitó el transporte. El problema es que estando en el Pueblo Mágico no los dejaron votar y se armó otro traca traca combinado con un enorme embotellamiento vehicular que llegó a la carretera Xalapa-Coatepec.

En Zongolica hubo quema de boletas, auspiciada por los propios candidatos a consejeros por lo que se suspendió la elección.

En Ixhuatlancillo y otros municipios de las altas montañas, los burócratas fueron obligados a llevar ocho acarreados o serían despedidos. En Orizaba hubo acarreo, coacción del voto, carruseles, urnas embarazadas y “un auténtico cochinero”; según dijeron los propios morenos.

Una copia de lo anterior sucedió en municipios de otros estados.

Queda para el anecdotario que el alcalde de Poza Rica Fernando Remes, se saltó olímpicamente la cola y haciendo gala de su prepotencia y pésima educación le dijo “no estés chingando” a una mujer que le reclamó su proceder.

Cómo estará el asunto que dos de los “ideólogos” de Morena, Epigmenio Ibarra y John Ackerman, se agarraron del chongo en las redes después de las elecciones.

Reitero, desde que fundaron el PRD los morenos no se saben comportar; son maletas para organizar asambleas, congresos, juntas vecinales y no se diga elecciones internas.

Pero estos negativos los canalizarán a su favor porque el cochinero del sábado fue un ensayo general del que harán en 2024. Desde ahorita te lo anticipo lector para que te vayas preparando y no te llames sorprendido.

Si el sábado hubo todo tipo de trapacerías electorales casi a la vista de todos, en el 24 repetirán el numerito de forma más desvergonzada, impúdica y cínica; con el apoyo de su señor Andrés Manuel López Obrador y con la seguridad que les da saberse parte sustantiva de un poder que no piensan soltar.

bernardogup@hotmail.com


Comparte