Alcaldes y Gobernadores

Comparte

Los mauricios y Diego

 

Por GustavoRentería*

 

¿De qué le sirve a Mauricio Vila, gobernador de Yucatán, ser el mejor mandatario local del país?

 

¿De qué le sirve al partido Acción Nacional que Diego Sinhue Rodríguez, gobernador de Guanajuato, sea el segundo mejor evaluado?

 

¿De qué le sirve a la oposición y a la alianza Va por México, que Mauricio Kuri, gobernador de Querétaro sea el tercer mejor evaluado?

 

Como el Presidente López Obrador los trae “bajo la lupa”, como el PAN está más dividido que nunca, y como el PRI ya no cuenta (por el AlitoGate), de nada sirven Vila, Sinhue Rodríguez y Kuri para hacer un verdadero contrapeso en la escena nacional.

 

Efectivamente ellos 3 podrán imponer al candidato para que los sustituya, y quizá hasta logran ganar las elecciones en sus estados, pero ninguno de ellos tiene los tamaños, infraestructura, dinero, fama y posibilidad para competir con el candidato de Morena en 2024.

 

Todos los careos electorales entre Mauricio, su tocayo y Diego los pone en un muy lejano segundo lugar contra cualquier posible “corcholata” guinda.

 

Es decir, serán buenos gobernadores, están bien evaluados en sus entidades, pueden imponer a sus “gallos o gallinas”, pero no sirven para nada en la guerra electoral que se aproxima.

 

Quizá les alcanza para llegar al Senado o vivir tranquilos al dejar el poder, pero serán tres tristes ex gobernadores que pasarán a la historia como los “3 derrotados”.

 

 

Pero ¿qué pasaría si se alían? ¿Qué sucedería si inventan un eje Mérida-León-Querétaro? ¿Qué le ofrecerían a millones de ciudadanos si abandonan la tiranía de Marko Cortés, la hegemonía del exiliado de Ricardo Anaya y le dan la espalda al ex gobernador de Campeche (el corrupto del sexenio) Alejandro Moreno Cárdenas?

 

Seguramente las respuestas a la interrogantes  anteriores se convertirán en esperanza para un grupo muy importantes de mexicanos que quieren equilibrios, posibilidades reales de competencia electoral (en el aparato legislativo y Ejecutivo) y la luz al final del túnel que casi el 35-40 por ciento de los mexicanos está esperando en los próximos meses.

 

La decisión que tendrán que tomar los gobernadores de Yucatán, Guanajuato y Querétaro es de trascedencia histórica: agacharse, entregar el cuerpo, rendirse y someterse a la 4T, o rebasar por la derecha a una maquinaria electoral muy bien aceitada, emocionar al electorado que desea un cambio y competir con ideas y argumentos (y buenas calificaciones.

 

Los mauricios y Diego, son a estas alturas, son los únicos que pueden competir con posibilidades reales, y convocar a una revolución de conciencias.

 

O se rinden, o hacen un llamado nacional a la competencia electoral; o sacan la bandera blanca o lanzan una bengala al cielo de México para indicar que “sí hay tiro”.

 

¡Ya veremos si prefieren una vulgar embajada!

 

*Periodista, editor y radiodifusor

@GustavoRenteria

www.GustavoRenteria.mx


Comparte