Al pie de la letra

Comparte

GUTIÉRREZ LUNA, ‘INGENUO’

Raymundo Jiménez

De los cuatro aspirantes presidenciales de Morena, el único que se inscribió para ser congresista nacional fue el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, quien quedó en primer lugar en su distrito de Tabasco al obtener mil 250 votos, sacándole una diferencia de 211 sufragios al diputado Jaime Lastra, presidente del Congreso local, que quedó en segundo lugar de la lista de candidatos varones.

Obviamente el hombre fuerte del presidente Andrés Manuel López Obrador decidió postularse porque sabía que tenía todo bajo control en la entidad que gobernó hasta el 30 de agosto del año pasado, cuando solicitó licencia al Congreso del estado para asumir la titularidad de la Secretaría de Gobernación en sustitución de Olga Sánchez Cordero, actual presidenta del Senado. De hecho, en su entidad natal, Adán Augusto es el aspirante de Morena que encabeza las encuestas sobre las preferencias electorales para la sucesión presidencial de 2024, como quedó evidenciado con las muestras de simpatía popular que recibió el 1 de julio pasado durante la inauguración de la primera etapa de la refinería de Dos Bocas.

En cambio, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, también aspirantes presidenciales, actuaron con más cautela y solo participaron en la jornada electoral de Morena emitiendo su voto pero no se registraron para ser electos como coordinadores distritales que, a su vez, serán también congresistas y consejeros nacionales. El canciller únicamente decidió afiliarse al partido obradorista, pues en la elección presidencial de 2018 descartó hacerlo.

El cuarto aspirante, el senador Ricardo Monreal, tampoco se inscribió. En un video que difundió anteayer, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado expuso sus razones: “Quiero enviar un mensaje para todos y todas las personas que participaron en el proceso de Morena, que se inscribieron como candidatos a consejeros o consejeras. Les envió un abrazo, envío saludo solidario. Ustedes actuaron de buena fe, pero ya estaba todo prefigurado, se presentaron algunas prácticas que siempre hemos combatido, pero no hay que perder el ánimo ni el entusiasmo”.

El ex gobernador de Zacatecas y ex jefe de la antigua Delegación Cuauhtémoc de la Ciudad de México se negó a participar porque sabía que las huestes de Sheinbaum –quien le arrebató la candidatura al gobierno capitalino en 2018– seguramente le impedirían ser consejero de Morena para exhibirlo y cobrarle la factura de la debacle electoral de 2021 en CDMX cuya operación le adjudican y que él sigue negando, al señalar que se trata de una intriga para distanciarlo del presidente López Obrador.

En cambio, en Veracruz, el diputado federal Sergio Gutiérrez Luna sí pecó de ingenuo y se inscribió por el distrito de Minatitlán, su terruño natal, pese a saber que tiene en contra al grupo del gobernador Cuitláhuac García y de la secretaria de Energía, Rocío Nahle, que aspira como él a la gubernatura del estado. El presidente de la Cámara baja del Congreso de la Unión fue excluido de la lista de consejeros al quedar en sexto lugar, con apenas 138 votos. ¿Acaso confió en la protección política del secretario de Gobernación, al cual apoya abiertamente en su aspiración presidencial? ¡Valiente aliado eligió!

Ahora habrá que ver si también dejan colgada de la brocha a la diputada local de Minatitlán, Jessica Ramírez Cisneros, quien sí logró colarse como consejera en el cuarto lugar de la lista de candidatas mujeres al recibir 274 votos. Pero ahora el problema para la aliada de Gutiérrez Luna y Adán Augusto es que el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, anunció que expulsarán a los militantes que “les ganó la pasión” y que pasado el fin de semana incurrieron en prácticas de acarreo, compra de votos y quema o robo de urnas. Y a la legisladora minatitleca se la llevó la policía municipal de la alcaldesa Carmen Medel, incondicional de Nahle y de Sheinbaum, dizque por alterar el orden.

“Estamos muy contentos, satisfechos no… los que llegaron con lujo de violencia a robar o quemar urnas, no pueden decir que son morenistas. Un morenista no actuaría así. Esto lleva a desgastar al movimiento y le da ‘carnita’ a la oposición”, dijo el líder morenista, lo que se contrapone, obviamente, al mensaje conciliatorio del senador Monreal, quien grabó en  video el siguiente llamado a los excluidos como él: “México los necesita, actuemos hasta el límite de la dignidad, luchemos porque hay muchas personas que tenemos 25 años o más, como es mi caso, y no me desanimo, porque México es mucho más grande que nuestros problemas, y a ti te necesita y a mí me necesita. Estemos juntos, caminemos juntos, este episodio de una mala calidad en la elección va a tener que superarse…” ¿Será?

 


Comparte