Chavarrillo, pueblo en defensa del territorio

Comparte

Juan David Castilla

En el poblado de Chavarrillo, municipio de Emiliano Zapata, los habitantes están organizados y evitan la extracción del agua, misma que escasea y es utilizada en el sistema de riego.

Las personas cubren jornadas de guardia para evitar que las pipas se acerquen a la zona, con el objetivo de llevarse el líquido, sin las autorizaciones correspondientes.

De acuerdo con el alcalde de Emiliano Zapata, Erick Ruiz Hernández, las empresas de pipas carecen de permisos municipales para llevar a cabo esas acciones.

Por ese motivo, los habitantes se reunieron y acordaron vigilar la zona del río, pues se calculaba que al día eran sacados hasta 300 mil litros de agua.

«Celebro que sean los pobladores quienes hayan tomado esa iniciativa y tomado esas medidas de precaución, porque sabemos que hay productores que cuentan con los permisos correspondientes por parte de Conagua, pero hay quienes abusan de esta situación y van a recargar ahí sus pipas”, expresó.

El Alcalde consideró que esta organización por parte de los pobladores permitió detener la explotación ilegal del agua en Chavarrillo.

A su juicio, no crecieron las quejas en el ayuntamiento de Emiliano Zapata por este motivo, toda vez que los vecinos detuvieron este problema.

“Ahora ya no se presentan pipas, antes eran constantes ver en ese puente, pero ya no es así”, enfatizó.

Anteriormente, el problema afectaba a los productores de limón, quienes señalaban que las pipas eran de empresas constructoras que utilizaban el agua para sus edificaciones sobre la carretera Las Trancas-Coatepec, donde se observan varios nuevos fraccionamientos.


Comparte