Biología UV realizó festival para promover consumo de hongos silvestres

Comparte

Redacción Hora Cero

“Acostumbro salir a recolectar hongos después de las 10 de la mañana, cuando concluyo las tareas domésticas y tengo unas horas libres que dedico a buscarlos en el bosque”, relató Eladia Monfil Cortina, habitante de la localidad El Llanillo Redondo e integrante del colectivo Las Hongueras, en el que más de un centenar de personas realizan esta actividad.

Junto con sus compañeras María Nayeli Monfil Aquino y Delfina Aquino Martínez, Eladia participó en el festival Hongosto, realizado el 19 de agosto en la Facultad de Biología de la Universidad Veracruzana (UV), organizado por docentes y estudiantes de la Maestría en Ciencias Biológicas.

A Monfil Cortina sus papás le enseñaron a identificar y encontrar hongos, dónde y en qué temporada debía buscar.

Aunque al principio sólo los usaban para autoconsumo, desde hace unos años reciben la visita de compradores que los revenden en la ciudad.

Durante julio, agosto, septiembre y octubre dedica entre tres y cuatro horas diarias a recolectar hongos en el bosque, en compañía de familiares y vecinos. En una buena jornada se juntan entre tres y 10 kilogramos.

“Esta actividad nos ayuda mucho, lo que ganamos nos sirve para cubrir distintas necesidades”, afirmó.

María Nayeli Monfil participa en la recolección de hongos desde hace una década; su primera excursión la realizó a los 12 años y a lo largo del tiempo ha aprendido a reconocer las especies comestibles, entre las que están tecomate, panza, trompa y escobeta.

Mencionó que le tiene mucho cariño a esta actividad, que por unos meses se convierte en su principal fuente de ingresos.

A Delfina Aquino su suegra le mostró 15 años atrás las técnicas para encontrar hongos en el bosque y en la actualidad ella, a su vez, les enseña a sus hijos.

“Este conocimiento debe transmitirse de generación en generación, ya que de lo contrario corre el riesgo de perderse”, enfatizó.

Ariadna Anahí Landa Adame, estudiante de la Maestría en Ciencias Biológicas y coordinadora de Hongosto, comentó que los objetivos del festival fueron apoyar al colectivo Las Hongueras con un comercio justo, además de mostrar a la comunidad universitaria y sociedad en general las propiedades de los hongos silvestres.

Puntualizó que estas especies tienen características muy distintas a las comerciales, como la seta y el champiñón, y que algunas poseen grandes cantidades de hierro, mientras que otras son muy bajas en carbohidratos.

“Es fundamental que la UV brinde espacios para difundir esta información, porque Veracruz cuenta con una diversidad de hongos enorme, de la que conocemos muy poco”, aseguró.

Clementina Barrera Bernal, directora de la Facultad de Biología, mencionó que el festival sirvió para fortalecer los vínculos entre la academia y la sociedad civil, y refrendó la función social que deben cumplir las instituciones de educación superior.

“Con estas iniciativas se retroalimentan los conocimientos ancestrales de las localidades con la descripción científica de la Universidad, y ambas partes resultan favorecidas”, enfatizó.

Ibiza Martínez Serrano, coordinadora de la Maestría en Ciencias Biológicas, manifestó que actualmente existe una necesidad creciente de que los estudiantes universitarios aterricen sus proyectos de investigación en beneficio de la sociedad civil, para que de esta forma le devuelvan los aportes que hace a la educación pública a través del pago de impuestos.

Compartió que el festival Hongosto se llevará a cabo anualmente y que en cada edición se refrendarán lazos con recolectores y expertos.


Comparte