La vuelta a Veracruz en un teclazo

Comparte

Veracruz y la Guardia Nacional

 

Yamiri Rodríguez Madrid

Entre los múltiples temas con los que abrió esta semana, figura la discusión por la ampliación de mandato de la Guardia Nacional.   El lunes, en un medio de circulación nacional, apareció un desplegado con el membrete del Frente Cívico Nacional, Poder Ciudadano MX x MX, Sí por México, Sociedad Civil México, UNE México y Unidos por México en el que les piden a los 53 senadores de oposición que voten en contra de la militarización, pues corresponde a ellos que la Guardia Nacional extienda o no su periodo de mandato, tal y como se aprobó con la mayoría de Morena, sus aliados y el PRI, la semana pasada.

También fue nota que el Gabinete de Comunicación Estratégica, de Liébano Saenz y Federico Berrueto, presentó su reporte de opinión sobre la Guardia Nacional, en el que 68 por ciento de los 500 encuestados afirmó que “fue un acierto del actual gobierno su creación”, mientras que 62% consideró que la Guardia Nacional “ha contribuido a mejorar la seguridad pública de los ciudadanos”.

¿Y Veracruz? Primero, tenemos tres senadores en contra: Julen Rementería e Indira Rosales San Román, del PAN, y el ex gobernador Dante Delgado Rannauro, del Movimiento Ciudadano, tal y como lo hicieron los cuatro diputados federales veracruzanos del PAN, el perredista Jesús Alberto Velázquez Flores y el único priista, José Francisco Yunes Zorrilla; los otros 26 de Morena, PVEM y PRI, votaron a favor.

¿Y las dirigencias estatales qué han hecho? Federico Salomón, del PAN, señaló que la paz verdadera no puede suponer nunca un Estado rendido ante las organizaciones criminales, sino basado en un enfoque que priorice la prevención de los fenómenos de violencia y delincuencia. Tampoco están de acuerdo en la absurda y negativa medida de militarizar al país.  Su homólogo perredista, Sergio Cadena Martínez también ha sido insistente en el tema de no militarizar al país, ¿y el priista Marlon Ramírez Marín? En un intento desesperado por no quedar mal ni con melón ni con sandía, mandó a los ayuntamientos a pronunciarse. Eso y nada es lo mismo.

Habría que preguntarles a los veracruzanos, a los que viven en zonas complicadas como Acayucan, Tierra Blanca y otros municipios del sur, si la Guardia Nacional ha ayudado a bajar los índices delictivos, si hoy ya salen más tranquilos y seguros a las calles o si la vida transcurre con el mismo temor; si quieren que se queden o de una vez se regresen a los cuarteles.   Pero a ellos, nadie los ha volteado a ver…

@YamiriRodriguez


Comparte