Universidades públicas y sociedad / Los Jueves

Comparte

Universidades públicas y sociedad  

Miguel Valera 

La misión de las universidades públicas, considero, es formar profesionistas que retribuyan a la sociedad lo que el Estado invierte en ellos. Las y los jóvenes que salen de estas aulas se han formado con recursos de nuestros impuestos y por lo tanto tienen de alguna manera un compromiso con la gente a la que se deben. Sí, ese dinero que se invierte es de ellos, de las familias que trabajan y pagan sus impuestos, pero también de alguna manera es dinero público. 

Por eso, me dio gusto saber que la Universidad Veracruzana conmemoró el 20 aniversario de la Casa Molino de San Roque. He tenido la oportunidad de estar ahí y he conversado con la responsable de ese sitio, la maestra Nardhet Pale Solís, pero también con el maestro Alejandro Moreno Hernández, y sé del importante trabajo social que ahí se ha realizado. Recuerdo que un rector, Raúl Arias Lovillo, acuñó el concepto de “distribución social del conocimiento”, lo cual siempre me pareció apropiado, porque estoy convencido de que esa es la función de la universidad pública.  

Por eso me dio gusto escuchar el reconocimiento del Director General de Vinculación de la Máxima Casa de Estudios, Serafín Flores de la Cruz, en un evento en donde se recordó la fecha de fundación. El maestro Alejandro Moreno, actual director de Desarrollo Social del Ayuntamiento de Xalapa, narró el proceso de constitución de la Dirección General de Vinculación, que fue la primera instancia en incluir los derechos humanos como parte fundamental de su plan de trabajo, dando prioridad al derecho a la educación y a tener acceso casi gratuito a la universidad.  

Mencionó que la vinculación es un proceso bidireccional, donde los estudiantes universitarios salen a impartir conocimientos y regresan con nuevos conocimientos; y que sólo la realidad permite profesionalizar a los estudiantes. Esta casa, sin suda, ha sido un modelo de cómo se puede integrar el proceso de educación de las y los estudiantes, para darle proyección social. Aquí han desgranado su vida académicos y estudiantes universitarios, promovido la salud preventiva, el cuidado del medio ambiente, y una cultura de respeto a través de la promoción de valores. 

Ahí, Nardhet Pale Solís agradeció la valiosa participación de los habitantes de la zona oeste de Xalapa quienes constantemente asisten a los servicios que se brindan y comentó que se trabaja en colaboración con maestros de las escuelas de nivel básico y medio superior donde universitarios imparten cursos y talleres. Destacó que, gracias a esta colaboración, se ha logrado bajar el nivel de deserción escolar y se observa que hay más jóvenes de la zona de influencia de esta Casa que han ingresado a la universidad. Durante estos 20 años de trabajo comunitario se ha contado con la participación de universitarios de todas las áreas académicas. 

Muy bien por la Universidad Veracruzana, por sus maestras y maestros y por los cientos de alumnos que han enriquecido con su trabajo esta importante experiencia de vinculación social.  

Nos vemos los jueves. 

valeramk@hotmail.com  


Comparte