Mesa de redacción

Comparte

El voto de confianza a la FGE

Enrique Yasser Pompeyo

La Fiscalía General de Veracruz confirmó este lunes lo que ya muchos daban por hecho y lo que familiares temían: el ex director de la Policía Vial de la Secretaría de Seguridad Pública, Juan Alan Cuetero Meza, alias “El Archi”, desaparecido hace cinco meses, fue encontrado muerto.

Este lunes, el ente autónomo, a través de sus redes sociales dio a conocer: “La Fiscalía General del Estado informa, que derivado de los trabajos interdisciplinarios efectuados a los elementos óseos localizados en días pasados en la desviación José Ingenieros, a un costado de la autopista Veracruz-Cardel, del municipio de La Antigua, dieron como resultado la identificación plena de Juan Alan Cuetero Meza, “El Archi”.

“Cumpliendo con los protocolos de ley y respetando los derechos humanos de la víctima directa y las indirectas, sus familiares han sido notificados, encontrándose en proceso el trámite de entrega de manera digna”.

En su momento, los medios de comunicación dieron a conocer la detención de cuatro elementos de Seguridad Pública, compañeros de la víctima.

Alan “N”, ex director de Operaciones de Seguridad Pública y subdirector operativo de la Academia Regional de Seguridad Pública del Sureste al momento de su aprehensión.

Además, en el Centro Estatal de Control, Comando, Comunicaciones, Cómputo, Contacto Ciudadano e Inteligencia (C-5) fue detenido el delegado de la Policía Estatal en Veracruz-Boca del Río, Ricardo de Jesús “N” y otros dos policías.

Todos se encuentran vinculados a proceso por el delito de desaparición forzada de personas.

¿Y ahora qué sigue?

Porque este es sólo un caso, que se volvió mediático por estar involucrados integrantes de una dependencia que, se supone, debe brindar confianza y seguridad a la población.

Los veracruzanos en verdad quisieran confiar en las autoridades de procuración de justicia.

En su comunicado, la Fiscalía destaca que “con investigaciones apegadas a la ley, profesionales, eficaces y responsables, se combate la impunidad y se transforma la procuración de justicia en Veracruz”.

Así como se dio celeridad a este caso, los veracruzanos esperan que se resuelvan los casos de sus hijas, hijos y otros familiares desaparecidos.

Seguramente, el ente autónomo tiene el voto de confianza por parte de los ciudadanos, porque las familias no pierden la esperanza.

La población, lo único que espera de sus autoridades, es que cumplan con sus obligaciones y sus responsabilidades.

enriquepompeyo@hotmail.com


Comparte