La vuelta a Veracruz en un teclazo

Comparte

El cuarto de Cuitláhuac y su imagen

 

Yamiri Rodríguez Madrid

Este martes 15 de noviembre Cuitláhuac García Jiménez entrega su cuarto informe de gobierno al Poder Legislativo; el cuarto de seis.   A diferencia de los años anteriores, en esta ocasión metieron un bombardeo de spots en todas las estaciones de radio para aprovechar los 13 días que les da la ley para difundir los “logros”; también presupuestaron una cantidad significativa para espectaculares en diversos puntos de la entidad.

Pero a la campaña visual le faltó punch.  Para empezar, ahora sí quisieron proyectarlo como estadista ataviado en un impecable traje oscuro, con fotografías que le tomaron en un estudio profesional, lo cual, aunque con la mano haga la señal de la 4T, lo hace parecer distante pues, en la mayoría de las regiones del estado, ese atuendo está fuera de tono.

En el primer año, por ejemplo, lo retrataron en exteriores, con camisa de manta y paliacate, rodeado de mujeres, cargando niños voladores de Papantla, aunque fueron fotos que no cuidaron pues salía con los ojos casi cerrados, aunado a que el “mensaje” que acompaña las imágenes era hueco; sin logros tangibles, al igual que ahora.

Para el segundo informe salió con un saco arrugado, sin corbata, abrazado de abuelita y, para el tercero, fueron por una foto sonriente, en guayabera blanca y la mano en el pecho, junto a las pocas obras que ese año se hicieron.

Para este año la apuesta de slogan fue “Con más resultados y bienestar transformamos la historia de Veracruz”, pero como en años anteriores, las imágenes son de obras chiquitas; nada de trascendencia, nada por lo que las y los veracruzanos lo puedan recordar en cinco o diez años.

Sin embargo, más allá del poco cuidado que les ponen a las campañas visuales del Gobernador, habrá que esperar a escuchar que es lo que este miércoles 16 de noviembre informa desde el norte de Veracruz, en el mensaje ciudadano que dará desde Tuxpan. Pero no hay que olvidar que todo comunica; es una máxima. Si proyectan una imagen descuidada, con diseños que un estudiante de secundaria podría hacer, pareciera que esta administración es poco preparada, descuidada, desaliñada y todo se les va en risas. Les quedan ya solo dos intentos para mejorar.

@YamiriRodriguez


Comparte