Amenazada, zona arqueológica de Paraje Nuevo, Amatlán

Comparte

Juan David Castilla

Una zona arqueológica del pueblo Paraje Nuevo, municipio de Amatlán de los Reyes, en la zona central del estado de Veracruz, está amenazada por el desarrollo industrial e inmobiliario.

Defensoras y defensores del territorio se te unieron durante el fin de semana en dicha comunidad para reafirmar su convicción de amar, cuidar procurar, disfrutar y proteger el territorio para que lo continúen disfrutando las presentes y futuras generaciones.

Se concentraron activistas de Córdoba, Fortín, Amatlán de los Reyes, Carrillo Puerto, Potrero Nuevo, Ojo Chico, Jalacingo, San Rafael, Veracruz, Xalapa, Coatepec, Emiliano Zapata, Actopan, Papantla, Vega de Alatorre, Tlapacoyan, Coatzacoalcos y Martínez de la Torre, Estado de Veracruz.

Así como también, de Teziutlán, San Juan Acateno y Hueytamalco, estado de Puebla; y algunas personas de la Ciudad de México.

“Hacemos nuestra la defensa del patrimonio arqueológico local amenazado por el desarrollo industrial e inmobiliario. Y exhortamos a los pueblos de la región a unirse para salvaguardar nuestra casa común, a las autoridades Estatales y Federales a protegerlo y respetar el resguardo comunitario de su memoria histórica”, expresaron.

De acuerdo con Emilio Rodríguez Almazán, integrante de La Asamblea Veracruzana de Iniciativas y Defensa Ambiental (Lavida), el pueblo Paraje Nuevo fue construido sobre una zona arqueológica, donde se han fraccionado terrenos para la venta de viviendas.

“En uno de ellos (de los terrenos) se encontró un juego de pelota desde hace años y ha costado mucho trabajo rescatarlo”, enfatizó.

Los activistas indicaron que continuarán con la resistencia cotidiana y colectiva por transformar de manera positiva la adversidad de la coyuntura, en paz, justicia, igualdad y dignidad; a través del impulso de las artes populares, el consumo responsable y consciente, el rescate y apropiación de nuestros saberes y demás acciones que ejercemos día a día en nuestros territorios.

“Nos comprometemos a compartir nuestras experiencias y alimentar este espíritu colectivo con otras comunidades y organizaciones que compartan la defensa del territorio y la vida digna. Por ello anunciamos nuestro siguiente encuentro en el Municipio de Hueytamalco, Puebla para seguir tejiéndonos en el respeto y la unidad”, indicaron.

También agradecieron al pueblo de Paraje Nuevo, en especial a la Coordinadora de los Pueblos en Defensa del Río Atoyac y la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores, por su proceso comunitario de lucha, desde la espiritualidad comprometida.


Comparte