Cientos de policías blindan centro de Xalapa por marcha feminista

Comparte

Juan David Castilla

Cientos de policías estatales y de la Fuerza Civil participaron en un operativo por la marcha del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres en esta ciudad de Xalapa, este viernes 25 de noviembre.

Los elementos de seguridad blindaron la Catedral de Xalapa, Palacio de Gobierno y la Torre de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

En el edificio de la policía estatal, donde despacha Cuauhtémoc Zúñiga Bonilla, colocaron vallas metálicas para cubrir los ventanales que han sido vandalizados en manifestaciones anteriores.

Los oficiales resguardaron también la iglesia del Beaterio del Sagrado Corazón de Jesús, ubicada sobre la calle Ignacio Zaragoza, a un costado de la SSP.

Los policías, en su mayoría mujeres, portaban sólo escudos para contener a las manifestantes que intentaran dañar propiedades privadas.

La mayoría de los elementos se concretó sobre la calle Juan de la Luz Enríquez, para proteger los recintos públicos que anteriormente han sido dañados con pintura en aerosol.

Un pequeño grupo de mujeres se manifestó sobre Plaza Sebastián Lerdo de Tejada, frente al Palacio de Gobierno.

“Bordada 25N, colectiva en memoria de mujeres víctimas de feminicidios”, se leía en sus pancartas.

La marcha salió después de las 16:00 horas del Teatro del Estado “Ignacio de la Llave”, con un contingente de pocas mujeres, en comparación con años anteriores.

Cabe recordar que las defensoras de los derechos de las mujeres se movilizarían en más de 20 ciudades de distintas entidades de la República Mexicana, en rechazo a la violencia vicaria, misma que se da cuando un progenitor ataca a una hija o hijo con el objetivo de causar dolor a la madre.

Las feministas levantaron la voz para defender a Elisa María Zaldívar Barcelata, quien fue detenida el pasado 13 de octubre en el estado de Veracruz y trasladada al Centro de Readaptación Social de Cancún, Quintana Roo, por un delito que no cometió y que fue “fabricado” por las presuntas influencias de su expareja.


Comparte