“Humanismo mexicano” de López Obrador, disfraz neoliberal: Samuel Aguirre

Comparte

Redacción

Veracruz, Ver.– En su video pronunciamiento de este jueves, Samuel Aguirre Ochoa, líder del Movimiento Antorchista en Veracruz, sentenció que la doctrina de “Humanismo Mexicano”, con la que el presidente López Obrador bautizó recientemente a su proyecto de gobierno, es un engaño, un intento de esconder su tendencia neoliberal, pues señaló que durante sus 4 años de gobierno la pobreza, la inseguridad, la corrupción, el despilfarro de recursos públicos y los ataques a la democracia se han incrementado, con lo que demuestra que su gobierno no defiende los intereses de las mayorías trabajadoras del país.

Al respecto, Aguirre Ochoa se refirió al discurso pronunciado por el presidente el pasado 27 de noviembre en el Zócalo de la Ciudad de México con motivo de sus 4 años de gobierno y señaló que los 4 puntos que lo componen “son generalidades y una repetición de frases y clichés que el presidente López Obrador ha venido expresando en sus mañaneras, otro esfuerzo de construcción del mundo paralelo que ha creado, en el cual el país está resultando cada vez más exitoso en todos los terrenos, aunque los datos duros lo desmientan”.

Asimismo, el líder antorchista, sentenció que se trata de un intento engañoso de disfrazar sus políticas neoliberales, pues el presidente en diversas ocasiones ha señalado que ya acabó con el neoliberalismo en México, a pesar de que sus acciones de gobierno lo desmientan y puso ejemplos concretos.

“Se ha negado a realizar una reforma fiscal para que los ricos sean los que paguen más impuestos, tal como ocurre en algunos países del norte de Europa que recaudan hasta el 50% del Producto Interno Bruto, con lo cual llevan a cabo inversión productiva y realizan gasto social con lo que combaten la desigualdad y la pobreza.

El gasto social que realiza el gobierno de López Obrador, en su mayoría es en las transferencias monetarias directas y ha reducido la inversión en infraestructura social de beneficio colectivo, como drenajes, aguas potables, electrificaciones, hospitales, escuelas, unidades deportivas, carreteras, etc. Esto presupone que los problemas de una sociedad se pueden resolver de manera individual”, indicó el luchador social.

En el mismo sentido, Aguirre Ochoa, recordó los recortes presupuestales a la salud, educación, ciencia y tecnología empobreciendo a la población y deteniendo el desarrollo económico del país, así como los ataques presidenciales contra los derechos constitucionales de organización, gestión y libre expresión.

El líder antorchista, se refirió al “humanismo” como una corriente de pensamiento, inicialmente progresista, surgida en Italia durante los siglos XV y XVI, como fundamento teórico de la burguesía naciente, que reivindicaba al hombre y sus derechos, en su lucha contra el despotismo feudal y la ideología religiosa-escolástico y en su deseo por conquistar la libertad de comercio, industria y circulación.

“Lanzaron las consignas de libertad, igualdad y fraternidad, planteamientos que fueron revolucionarios en su momento y que quedaron plasmados en las Constituciones políticas de las Repúblicas burguesas, pero que ahora son una ficción jurídica, es decir, un engaño, pues plantean que todos tenemos los mismos derechos y las mismas oportunidades, que todos somos iguales ante la ley, hecho que en la realidad no es así”, indicó.

Aguirre Ochoa dijo que, aunque el humanismo fue una ideología progresista en sus inicios, actualmente es causante de la miseria y explotación de millones de personas. “Una vez que la burguesía se consolidó en el poder y que las diferencias económicas se fueron acentuando, como consecuencia de la acumulación del capital, el humanismo se empezó a degenerar hasta convertirse en el individualismo burgués, en la justificación del derecho a la opresión de unos individuos por otros, en el derecho a la explotación del trabajo ajeno, en el enriquecimiento de unos cuantos a costa de la miseria de los demás. Se transformó, simple y llanamente, en el más brutal egoísmo”, señaló.

Con lo que el dirigente antorchista sostiene que López Obrador es en realidad un representante de las clases capitalistas y su humanismo mexicano una expresión de la ideología burguesa en su fase decadente, por lo que, aunque se dijo de acuerdo con la expresión presidencial de que “lo más importante son los hechos”, recordó que durante los 4 años de gobierno morenista los datos muestran que es un fracaso y la brecha de desigualdad social se ha incrementado.

Finalmente, Aguirre Ochoa, llamó a los mexicanos a no dejarse engañar ni confundir con frases bonitas, pues el clasismo, el racismo, los privilegios y la explotación del hombre por el hombre no han desaparecido en México.

“Todo esto cambiará cuando las clases trabajadoras se organicen y tomen el poder en sus manos, únicamente así se podrá construir un mundo mejor para todos”, finalizó.


Comparte