Masacre en bares, un acto de venganza: FGE

Comparte

Juan David Castilla

Una noche violenta se vivió el primero de enero de este 2023 en Poza Rica, un municipio petrolero ubicado en la zona norte del estado de Veracruz, donde se registraron varios ataques armados.

Comandos irrumpieron en tres bares y cantinas de dicha demarcación, dejando un saldo de ocho personas fallecidas, confirmó la titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Verónica Hernández Giadáns.

En conferencia de prensa, realizada en el Palacio de Gobierno, la funcionaria estatal indicó que estos hechos violentos pudieron registrarse debido a la vinculación a proceso de tres presuntos delincuentes durante los últimos días de diciembre.

Además, destacó que la línea de investigación más fuerte está relacionada con el crimen organizado y garantizó que se realizan las indagatorias para capturar a los responsables de la masacre.

Esto ocurrió en el bar “Molino Rojo”, de la colonia Manuel Ávila Camacho; en la cantina “El Manguito”, de la colonia Vicente Herrera; otro ataque se registró sobre el Bulevar Central Poniente, de la colonia Petromex; y uno más en el bar “El Cafre”, de la colonia Tajín.

De acuerdo con testigos, en algunos casos, los homicidas utilizaron armas de alto poder y sobre algunos cadáveres dejaron cartulinas con mensajes amenazantes.Los ataques armados ocasionaron una fuerte movilización policiaca y por parte de los cuerpos de emergencia.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP), en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), desplegó un operativo para la búsqueda y localización de los agresores.

Sin embargo, hasta el momento, las autoridades no han confirmado la detención de los presuntos responsables de esta ola de violencia. Los operativos de seguridad en la zona norte del estado de Veracruz continúan para la captura de los delincuentes.

ATAQUES A FUNCIONARIOS

Durante las últimas horas del año 2022 fueron ejecutados dos funcionarios municipales en la zona centro de la entidad veracruzana.

Se trata del tesorero del ayuntamiento de Tezonapa, Salvador de Jesús Páez Tostado, quien fue asesinado a balazos, durante la mañana del pasado viernes, cuando presuntamente pretendían robarle el dinero de la nómina municipal, resultando lesionadas dos mujeres que lo acompañaban.

Horas más tarde, por la noche, el alcalde de Rafael Delgado, Isauro Ambrosio Tocohua, fue ejecutado por un comando, un día después de que rindiera su primer informe de labores y a pocas horas de los festejos de Año Nuevo.

Sobre estos casos, el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, señaló que los asesinatos ocurrieron debido a que los funcionarios mantenían una relación con el crimen organizado.

El mandatario estatal aseguró que el crimen del comandante de la Policía Municipal de Espinal, José Luis Quinto Lorenzo, cuyo cuerpo fue hallado desmembrado, también se debe a que tenía nexos con la delincuencia.

«Advertí a tiempo que se desatendieran de ese tipo de cosas, que mejor se pusieran del lado nuestro y demos con los responsables con (los criminales) quienes están operando en esas zonas, que operan todo”, enfatizó García Jiménez.

Finalmente, el Gobernador consideró que el asesinato del comandante de Espinal podría tener relación con los ataques armados registrados en tres bares del municipio de Poza Rica.


Comparte