Comparte

Luego de los atentados contra bares de Poza Rica, que dejaron 8 víctimas mortales, circuló un video en el que un presunto grupo delincuencial plantea un “toque de queda” en ese lugar del norte veracruzano.

El gobernador Cuitláhuac García negó que el municipio se encuentre bajo el control del hampa y señaló que los operativos de la policía continúan y que ya se recobró la tranquilidad y la calma.

Apuntó que los ataques en tres bares fueron acciones separadas, por lo que no se puede hablar de una “masacre”. Lo cierto es que en una jornada de pocas horas, en este punto hubo 8 ejecuciones.


Comparte