Más de 300 soldados refuerzan seguridad en zona centro de Veracruz

Comparte

Juan David Castilla

Durante esta semana arribaron a la zona centro del estado de Veracruz más de 300 elementos del Ejército Mexicano y Guardia Nacional para reforzar las acciones de seguridad.

Se trata de elementos del 111 Batallón de Infantería y de la Fuerza de Tarea Oriente, la segunda con presencia en los estados de Tlaxcala, Puebla y Veracruz.

De acuerdo con el comandante de la Fuerza de Tarea Oriente, José Guadalupe Gómez Salado, los elementos instalaron retenes y realizan patrullajes en el corredor que comprende los municipios de Córdoba, Yanga, Cuitláhuac, Amatlán de los Reyes, Omealca y Tezonapa.

“Forma parte de un programa de operaciones que se realizan a nivel regional. Esta fuerza de tarea se integra para operar en diversas áreas que componen los estados de Tlaxcala, Puebla y Veracruz”, enfatizó.

El Coronel del 111 Batallón de Infantería destacó que se trabaja fuertemente en el establecimiento de puestos militares de seguridad en la región de las Altas Montañas de la entidad veracruzana.

Además, los patrullajes se realizan a pie y en vehículo durante el día y la noche para garantizar la integridad de los pobladores al tratarse de una zona considerada insegura en el estado.

Gómez Salado pidió a la población que se sume a los esfuerzos de seguridad mediante las denuncias ciudadanas para atender cualquier situación que atente contra las personas.

En septiembre pasado, autoridades de Veracruz y Puebla se reunieron en la Fortaleza de San Carlos, municipio de Perote, para acordar la realización de operativos coordinados para combatir el huachicol, narcomenudeo, asalto a transportistas, la tala ilegal y el tráfico de migrantes.

En la zona centro de Veracruz han sido constantes los asaltos a conductores de vehículos de carga pesada, así como también, situación que han denunciado con frecuencia las organizaciones de transportistas.

El martes 10 de enero fueron atacados a balazos policías estatales en el municipio de Córdoba, donde uno resultó herido, otro ejecutado y una oficial continúa privada de su libertad.


Comparte