Son jarocho fomenta la preservación del náhuatl en Pajapan: UV

Comparte

Redacción Hora Cero

“Los músicos e intérpretes de son jarocho fomentan la preservación de la lengua náhuatl en la localidad de Pajapan, y además contribuyen a la transmisión de saberes pertenecientes a la tradición oral de la región”, mencionó Mariana Cruz Zuleta, doctorante de la Universidad de Guanajuato, en el 2° Coloquio “El son jarocho y el intercambio de saberes”, organizado por la Facultad de Música y el Centro de Estudios de la Cultura y la Comunicación (CECC) de la Universidad Veracruzana (UV). 

Al impartir la ponencia “La transmisión de la lengua y cultura náhuatl a través del son jarocho”, la también gestora cultural explicó que la lírica y las canciones son un constructo producto de la experiencia individual y las historias de vida de los autores y, a su vez, son reflejo de un contexto social determinado. 

Comentó que en la localidad de Pajapan, ubicada al sur del estado de Veracruz, los músicos son agentes culturales creativos e importantes, también fungen como mentores de niños, jóvenes y adultos. 

Por medio del son jarocho, los soneros pajapeños documentan y recopilan palabras en desuso en lengua náhuatl, reincorporándolas al repertorio lingüístico y poniéndolas de nueva cuenta en circulación. 

Entre los saberes de tradición oral transmitidos a través de los sones se encuentran canciones, cuentos, leyendas, consejas, técnicas de siembra, recetas de cocina, remedios, refranes y adivinanzas. 

Mariana Cruz manifestó que el trabajo creativo de los músicos en Pajapan es de suma importancia para quienes hablan náhuatl, debido a que se traduce en acciones de creación comunitaria, enseñanzas y aprendizajes lúdicos que se ven reflejados en actitudes positivas para la permanencia de la lengua. 

“La función y utilización de la música como soporte para la promoción de la lengua y cultura náhuatl es importante para comprender el funcionamiento de la sociedad pajapeña”, puntualizó. 

La gestora cultural mencionó que los músicos pajapeños transmiten la cosmovisión que les fue legada a partir de relatos, narraciones y experiencias familiares. 

Declaró que a través de sus repertorios de melodías, además de revitalizar el náhuatl, los soneros de Pajapan reflejan la vida e idiosincrasia de la comunidad, lo que es fundamental, ya que hablar una lengua no sólo representa comunicarse de otra forma, sino una manera distinta de exhibir, nombrar y entender el mundo. 

 


Comparte