Hora cero

Comparte

La rebelión priista

Luis Alberto Romero

A destiempo, porque la ampliación de la gestión de Alejandro Moreno Cárdenas al frente del PRI nacional fue aprobada desde mediados de diciembre, en sesión del Consejo Político Nacional, el priismo veracruzano cerró filas para rechazar el secuestro de la dirigencia del partido.

En diciembre pasado, el Consejo Político Nacional del PRI aprobó la reforma al artículo 83 de los estatutos priistas, lo que abre la puerta para que “Alito” Moreno amplíe su periodo al frente del CEN hasta 2024.

Los integrantes del CPN del PRI, dijo Moreno Cárdenas, asumieron una decisión soberana; por supuesto, en sus declaraciones a los medios, el dirigente del tricolor omitió decir que ese órgano del partido está integrado por simpatizantes e incondicionales, piezas que él mismo colocó ahí para aprobar sus decisiones.

El 20 de diciembre, en sesión extraordinaria del Consejo Político Estatal, el priismo veracruzano encabezado por Marlon Ramírez Marín avaló las reformas a los estatutos; y respaldaron al dirigente nacional.

Sin embargo, es evidente que esa determinación del Consejo Político Estatal y de la dirigencia del partido en Veracruz no contó con la aprobación de los cuadros más destacados del tricolor.

Este miércoles, mediante una carta abierta, un nutrido y representativo grupo de priistas veracruzanos, ex dirigentes del partido, ex legisladores, ex ediles y representantes de los llamados sectores y organizaciones del tricolor, expresaron su rechazo a las modificaciones a los estatutos –aprobadas por el CPN y avaladas por la instancia estatal–.

Quienes firman el desplegado exponen que dicha determinación “afecta la vida democrática interna del partido…”

En su parte medular, el documento firmado por 154 priistas destacados expone que “a todas luces esta modificación está calculada para permitir la permanencia de la actual dirigencia hasta el inicio del proceso electoral 2023-2024”.

Agrega: “hacemos patente nuestro desacuerdo sobre el hecho de que desde la dirigencia nacional del PRI se utilicen estrategias para manipular los órganos de decisión, particularmente el Consejo Político Nacional, para sacar modificaciones a conveniencia”.

La citada carta abierta contiene las firmas de ex dirigentes del partido como Renato Alarcón Guevara, Alfredo Saavedra Ferrari, Ricardo Landa Cano, Raúl Ramos Vicarte y Américo Zúñiga Martínez, así como las de ex presidentes municipales de todas las regiones de la entidad, ex integrantes del comité estatal y, decía, cuadros distinguidos.

Se ignora el motivo de algunas ausencias, como las de los ex dirigentes estatales Adolfo Mota Hernández, Carlos Brito Gómez, José Francisco Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa.

De igual manera, faltaron las firmas de quienes se desempeñaron en la dirigencia estatal durante los gobiernos identificados con los ex gobernadores Fidel Herrera y Javier Duarte: Jorge Carballo Delfín, Eric Lagos Hernández y Alberto Silva Ramos; este último vinculado ahora al Partido Verde.

Aun así, se trata de un interesante testimonio del rompimiento interno que se registra en el priismo veracruzano. @luisromero85


Comparte