La vuelta a Veracruz en un teclazo

Comparte

Veracruz, sin figurar en el plano turístico nacional

 

Yamiri Rodríguez Madrid

 

Este fin de semana, la Secretaría de Turismo (Sectur) a nivel federal se congratuló porque 11 hoteles mexicanos fueron nominados en los Prix Villégiature 2022, premios que se otorgan a los mejores del mundo y porque fuimos el segundo país con más nominaciones solo después de Francia, pese a que fue la primera vez que competimos por ese reconocimiento.  Lo que llama la atención es que aun y cuando durante años nos han dicho que Veracruz es uno de los principales destinos turísticos del país, no figuramos ahí ni por asomo.

De acuerdo con la información oficial, los hoteles que recibieron su galardón en esta ceremonia fueron el hotel Azulik Tulum, en la categoría Mejor Universo Artístico; mientras que el hotel Sofitel Ciudad de México fue premiado en la categoría Mejor Diseño Interior y Arquitectura; esto a partir del programa premium de calidad turística de Sectur, “Tesoros de México”.

Entre los nominados estuvieron  el Rosewood San Miguel de Allende, Guanajuato, en la categoría Mejor Hotel; Hacienda de San Antonio, en Comala, Colima, Mejor Resort; Sofitel Reforma Ciudad de México, Hotel la Purificadora, en Puebla, y Hotel Boutique 1850, en Guanajuato, Mejor Diseño y Arquitectura de Hotel; Live Aqua Urban Resort San Miguel de Allende, Guanajuato, Mejor Piscina de Hotel; Hotel Santa Rita Zacatecas y Azulik Tulum, Mejor Universo Artístico de Hotel; Hotel el Molino de los Reyes, en Quiahuixtlán, Tlaxcala, Mejor Desayuno de Hotel; The Grand at Moon Palace, en Cancún, Quintana Roo, Mejor Hotel para Niños; y Casa del Alma Hotel Boutique & Spa, San Cristóbal de las Casas, Mejor Creatividad de Hotel, pero insisto, ninguno de Veracruz.

Es una pena en verdad porque un estado con tanto potencial turístico camina en un círculo vicioso desde hace años. El empresario hotelero no quiere invertir más por temor a la inseguridad, por la carencia de infraestructura en los principales destinos, por la falta de promoción y las autoridades no invierten porque el hotelero tampoco le quiere meter y así, como alguna vez dijo el ex gobernador Miguel Alemán, nos convertimos en turismo de jícama y horchata.

Tal y como causó molestia hace 20 años la frase, hoy causa el mismo resquemor, pero lo cierto es que cuando tenemos destinos espectaculares por naturaleza, por riqueza histórica, estamos muy lejos de volver a estar en el radar turístico, en el top ten de los principales destinos; a años luz de estar en premios de esa categoría.

@YamiriRodríguez


Comparte