¿Y quiénes contra la gran alianza McPRIANRD? / Columna sin nombre

Comparte

ColumnaSinNombre
@pablojair

¿Y quiénes contra la gran alianza McPRIANRD?

+ Veracruz no está en los primeros lugares de robo autotransporte.
+ Se fue la Guardia Nacional de Agua Dulce; nunca construyó cuartel.
+ No se ven señales para formar un Concejo en Sayula de Alemán.

Tristeza nivel: adiós al nombre de Tiburones Rojos
—Chopenjawer pambolero

Es claro que hasta este día –no se empiecen a azotar, la política es de momentos y circunstancias– quien tiene las preferencias electorales para ganar la gubernatura de Veracruz es Morena con sus aliados.

¿Y quiénes son los mentados aliados?

Uno de ellos es el Partido Verde, que en los recientes años ha sido acaparado por un grupo en el cual el jefe político es Javier Herrera Borunda, hijo del exgobernador Fidel Herrera Beltrán. No por nada, muchos personajes del PVEM (como la diputada federal por Tantoyuca, Maru Pinete) están vinculados al polémico exmandatario, odiado por varios, pero recordado por muchos más como un tipo fuera de serie.

Cabe comentar que “Tío Fide” fue en Veracruz algo así como un López Obrador ahorita en el país: ambos de la escuela populista Echeverrista, muy metidos en el rollo discursivo, que le gustan los baños de pueblo; el Tío dejó huella en Veracruz (para bien o para mal; cada quien tiene un recuerdo de él) y se convirtió en esos personajes tan polarizantes que o lo odias o lo amás… como López Obrador.

En contra de este partido es que ahí cohabitan actores y actrices políticas vinculadas al régimen Fidelista de no muy buena reputación, algunos hasta señalados de estar coludidos con la delincuencia organizada, pero de eso hay todos los partidos.

Más allá de los resabios fidelistas de la militancia en el Verde, también hay personas que no se ven, que están ahí en las colonias, en los barrios, lugares a donde su presidenta estatal Eleaney Sesma está haciendo un gran esfuerzo y labor caminando, acercándose a la gente –en todo el estado– sin hacer tanto ruido, demostrando que se trata de regresar más a los orígenes, de tocar a las bases, más allá de los reflectores, la parafernalia, la presencia mediática.

O sea, no todo es la cúpula; también hay que salir a hacer política a las calles con autenticidad y no sólo para la foto: eso es lo que está haciendo Eleaney.

Por otra parte, el Partido del Trabajo (el otro aliado de Morena) tiene una larga historia en Veracruz. Los de la vieja guardia se acuerdan que fue de los primeros partidos que en sus conferencias de prensa daban café y pan a los reporteros allá por los 90. Ha transitado (al igual que a nivel nacional) con una existencia que pende de un hilito muy fino, casi imperceptible; de repente ha tenido «campanazos» en alguno que otro ayuntamiento, pero en Veracruz –en general– ha tenido un papel poco relevante hasta ahora que se ha logrado instalar en un poder compartido con Morena.

Su líder más visible es el delegado federal de los programas del Bienestar, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, quien es un viejo lobo de mar en esto de la política, con varios años de experiencia. Es también conocido que es de esos «grillos» que no hace mucho revuelo (aunque ya le dio por aparecer mucho en redes sociales), siendo más conocida su faceta de caminar, de ir tocando terreno abajo, con un perfil bajo.

De Manuel Huerta también se comenta que actualmente tiene una gran y envidiable estructura en el estado a través de los llamados «Servidores de la Nación», que prácticamente son operadores políticos en nómina que están pendientes de las necesidades de la población, ahora beneficiadas por diversas becas, apoyos, etc., que se dan desde el gobierno federal.

En los cafés se platica que Huerta por eso también tiene su corazoncito (Cuitláhuac dixit) para buscar la gubernatura de Veracruz, aunque hay versiones en el sentido de que podría alcanzar más seguramente la candidatura al Senado. Con lo que maneja por sí solo, paralelo al Gobierno de Veracruz, parece que sí le otorgarían sin problema tal posición.

Y es aquí donde la cosa se pone interesante porque si bien Morena está muy fuerte en territorio veracruzano, una división con sus aliados lo puede meter en problemas; y si no me creen, vean lo que está pasando en Coahuila donde dos «sacrificados» políticos que «quieren servir al pueblo» y «no mentir, no robar, no engañar», han dividido el proyecto de la Cuarta Transformeishion con riesgo de que no gane ese estado, según las encuestas recientes.

O sea, en algún momento los dos grupos de poder (los del Palacio de Gobierno y los de la Delegación Federal, o morenistas y petistas, como le quiera llamar) tendrán que sentarse a negociar y salir unidos para mostrar la fortaleza del proyecto 4T en 2024. No vaya a ser que luego Huerta diga «pos me lanzo solo con el PT».

En el caso de Morena, pues en Veracruz es ya muy conocido que la aspirante a la gubernatura más fuerte es Rocío Nahle García, la secretaria de Energía del gobierno federal, quien ha hecho toda su vida en Coatzacoalcos y es más veracruzana que muchos que se la pasan en el extranjero y se acuerdan de Veracruz cuando les conviene, como el caso de los Yunes de Boca del Río.

No obstante, Nahle García ha sido muy cauta y cuidadosa de no hablar todavía de aspiraciones o futuro político, y está más concentrada más en ese monstruo llamado Dos Bocas, refinería que ya deberá empezar a producir combustible antes que se acabe el sexenio o será una de los temas que la oposición criticará cuando ya estén las campañas.

Enfocada en temas técnicos, la secretaria ha tenido foros importantes en Veracruz a donde la gente acude pensando que será un jolgorio político como en los viejos tiempos del PRI, tal como ocurrió en la reciente visita de Adán Augusto López, el secretario de Gobernación y «corcholata» presidencial, a quien ya hasta lo ve con buenos ojos el partido Fuerza Por México, que dirige el famoso «Tato» Vega Yunes.

Pero la hora de dar discurso, Rocío Nahle se enfoca sólo en hablar de su encargo, de su trabajo y da datos muy técnicos que la mayoría de nosotros, la «prole», a duras penas entendemos. Insisto: ha sido muy prudente hasta para las fotos tipo «candidato», donde levantan las manos en señal de victoria y otras señales de la folclórica política a la mexicana.

Y aquí lo sigo diciendo porque así lo manejan la mayoría de las encuestas serias que he visto: la candidata con más preferencias para ganar la gubernatura es Rocío Nahle, abanderada por Morena.

También habría que apuntarse una situación rara en Morena: la presencia del diputado «Gutierritos», quien o de plano está viéndole la cara a muchos o éstos de plano sí le creen que será el abanderado del partido lopezobradorista a la gubernatura.

Entre ellos destacan varios ex priístas que han querido colarse a fuerza a Morena, pero han sido “bateados”; salvo el sindicato de los petroleros en Minatitlán o el de Nanchital, comandados por Jorge Wade y Ramón Hernández Toledo, los demás no representan nada, pues han sido actores o actrices políticas que han vivido en una burbuja rosa de confort desde que se instalaron en el poder, lejos de la gente y las calles; entre estos, grupos como el de la exalcaldesa de Xalapa, Elízabeth Morales o las hermanas Vásquez Saut, de Acayucan, hijas del exlíder social Cirilo Vásquez Lagunes.

Eso sí, les encanta hacer argüende en redes sociales y eventos políticos.

«Hacen mucho ruido”, diría mi cabecita de algodón.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: En conferencia de prensa desde Palacio de Gobierno este miércoles, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez negó que el estado de Veracruz sea de los primeros o el primer lugar en robos al transporte público en las carreteras federales. De hecho, pidió a medios de comunicación que “no mientan y que digan la verdad”, al mismo tiempo que explicó con una gráfica que en el periodo de enero a diciembre de 2022, en el Estado de México hubo poco más de 4 mil 500 robos contabilizados y en Veracruz sólo se registraron 111… Sí, ojalá fuesen cero, pero nada qué ver con lo de que son los primeros lugares, pues todavía tiene por delante en ese rubro a Puebla, Michoacán, San Luis Potosí, Jalisco, Nuevo León, Morelos y Oaxaca.

OTRA NOTA: Interesante lo que dio a conocer en pasados días el periodista Alfredo Santiago (hermano de cumpleaños) sobre que los elementos de la Guardia Nacional se están retirando del municipio de Agua Dulce, que se encuentra en los límites con el estado de Tabasco. De hecho —apunta el experimentado reportero— ni siquiera estaba contemplado dicho lugar para la instalación de una base… Lo anterior llama la atención precisamente por la ubicación geográfica del municipio, muy conocido paso (por carretera, río o mar) de migrantes y todo tipo de contrabando.

LA ÚLTIMA PORQUE YA HUELO A CHIVO Y URGE BAÑO: El diputado presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Juan Javier Gómez Cazarín, aseguró que aunque no hay suficientes pruebas para formar un concejo municipal en Sayula de Alemán, se podría intervenir la tesorería. En entrevista con la reportera Karla Méndez, el legislador reiteró que el Congreso es un sitio para conciliar, no obstante, el conflicto entre ediles y la alcaldesa, ha persistido durante varios meses: “Si no llegan algún acuerdo, vamos a tener que intervenir la Tesorería, para que haya una buena administración de los recursos financieros en el municipio de Sayula de Alemán”… Cabe apuntar que hasta el momento no se ven señales de que vayan a instalar un Concejo Municipal, pues eso sería darle cancha a Erasmo Vásquez “El Chivo”, quien lidera el grupo que quiere controlar el Ayuntamiento desplazando a la alcaldesa hasta con amenazas.


Comparte