Al pie de la letra

Comparte

MANUEL HUERTA, EMPODERADO

Raymundo Jiménez

Este miércoles 18, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) desechó una impugnación en contra de la designación de Ernesto Isunza Vera como parte del Comité Técnico de Evaluación que propondrá candidatos a consejeros electorales del INE, designación que realizó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

 

Y es que los seis miembros del Consejo Consultivo de la CNDH –Adalberto Méndez López, Tania Espinosa Sánchez, Bernardo Romero Vázquez, Jorge Alejandro Saavedra López, Georgina Diédhiou Bello y Ángel José Trinidad Zaldívar– habían impugnado las designaciones de Isunza Vera y María del Socorro Puga Luévano, una militante de Morena certificada en “yoga de risa”, al afirmar que se hicieron a sus espaldas, “en total opacidad”, contraviniendo sus propios lineamientos (plasmados en el comunicado número DGC/057/2020) en donde se dijo textualmente: “La CNDH se propone la mayor apertura de información al respecto y aportar a la máxima publicidad que reclama la elección de quienes tendrán en sus manos la credibilidad, legalidad y legitimidad de las siguientes elecciones, haciendo públicos estos criterios”.

 

Expusieron que “como Consejo Consultivo queremos dejar claro que la manera en que eligieron a las dos personas no fue ni ‘con la mayor apertura’ ni con la ‘máxima publicidad que reclama la elección’”. Y señalaron que “si las personas consejeras no hubiéramos exigido poner el tema en la mesa en nuestra sesión, nos habríamos enterado por los medios de comunicación”.

 

Plantearon que “es indispensable que las personas designadas cumplan con el perfil e imparcialidad político-partidista que esta alta responsabilidad demanda y de no ser así, la CNDH reemplace dichas designaciones por las personas idóneas”.

 

Sin embargo, el TEPJF argumentó que, en este caso, “no hay un procedimiento establecido para la designación de las personas, motivo por el cual no existe un deber para que intervenga el consejo consultivo de la Comisión de Derechos Humanos”.

Además, el Tribunal expuso que no se aportan elementos objetivos para controvertir la designación de Insunza Vera, excompañero en la Facultad de Sociología de la Universidad Veracruzana (UV) de Manuel Huerta Ladrón de Guevara, exdirigente estatal de Morena, actual delegado de Programas para el Desarrollo en Veracruz y uno de los aspirantes más del partido guinda a la gubernatura o senaduría en 2024.
Isunza, quien nació en la Ciudad de México el 26 de julio de 1968 pero radica desde los 15 años de edad en Xalapa, fue propuesto por Huerta a través de la presidenta de la CNDH, Rosario Piedra Ibarra, pues según el artículo 41 de la Constitución Política, de los siete integrantes que deben conformar el Comité Técnico de Evaluación para los aspirantes a consejeros electorales del INE, la CNDH puede proponer dos, el INAI otros dos y la Cámara de Diputados los tres restantes.

 

Se presume que para apuntalar a Isunza en este madruguete, Manuel Huerta se reunió dos semanas antes en Palacio Nacional con Carlos Gastón Torres Rosas, el poderoso exsecretario técnico del gabinete y actual Coordinador General de Programas para el Desarrollo, amigo íntimo de Andrés “Andy” López Beltrán, el más político e influyente hijo del presidente, a quien desde ahora se menciona para arribar a Palacio Nacional en la sucesión de 2030.

 

Huerta Ladrón de Guevara maniobró y ha conseguido dar un campanazo que nadie del Palacio de Gobierno de Xalapa ni los otros aspirantes a la gubernatura que radican en el Altiplano se atrevieron siquiera a intentar.

 

Además de este alfil que ha logrado colocar en el Comité Técnico de Evaluación que propondrá candidatos a consejeros electorales del INE, el delegado de la Secretaría de Bienestar en Veracruz ha ido conformando un sólido grupo político con influencia en Morena y en el Partido del Trabajo (PT), aliado del obradorismo.

 

Muy afines a Huerta se consideran también la actual directora del Instituto de Pensiones del Estado (IPE), Daniela Griego Ceballos; la exsubdelegada de Bienestar y diputada federal del puerto de Veracruz, Rosa María Hernández Espejo, y la diputada federal plurinominal Yvonne Cisneros Luján, exsíndica del Ayuntamiento de Xalapa con el exalcalde Hipólito Rodríguez Herrero, la cual es integrante desde hace dos años de la Comisión Nacional de Encuestas de Morena, instancia partidista que será determinante para definir las candidaturas a la Presidencia de la República y a las nueve gubernaturas que se disputarán en 2024, así como a las senadurías y diputaciones federales.

 


Comparte