En la mira

Comparte

Morena, Fuerza por México y el narco

Silverio Quevedo Elox

Desde hace buen rato el dirigente estatal de Fuerza Por México, Tato Vega Yunes, se ha declarado aliado de Morena en Veracruz, al menos donde quiera que se para lo dice con la intención de abrirse puertas, que lo escuchen y rescatar algo de lo perdido pues representa prácticamente nada en la entidad.
De hecho, presume que su vínculo con el partido en el poder se debe a su amistad con su homólogo Esteban Ramírez Zepeta. El expriista que también ha pintado su “raya” con los Yunes del Estero, que son sus familiares, ha intentado sobrevivir políticamente con un partido que a nivel nacional perdió el registro en el 2021, pero que en Veracruz sorpresivamente lo conservó y actualmente tiene un escaño en la Legislatura.
Justo en el poder legislativo Juan Enrique Santos Mendoza vota siempre con los morenos convirtiéndose en un sufragio más a las iniciativas de color guinda. Pero a cuenta de que se le considere como un aliado y su jefe, el dirigente estatal pueda mostrar la etiqueta de Morena cuando lo requiera.
Pero resulta que Fuerza Por México ha sido noticia en los últimos 20 días en el estado y no por su trabajo como partido sino que ha estado en el “ojo del huracán” por la ola de violencia que se desató desde finales del 2022 y que persiste. En medio de esa vorágine el partido se ha visto inmiscuido y contaminado por la clase de militantes que han terminado en medio de hechos de sangre.
Y es que el 30 de diciembre fue asesinado el entonces alcalde de Rafael Delgado, Isauro Ambrosio Tocohua, quien había llegado al poder abanderado por las siglas Fuerza Por México.
En este evento, las investigaciones de la Fiscalía General del Estado apuntaron a que el edil acribillado se coludió con la delincuencia organizada y eso sentenció su destino. En la élite estatal se encargaron de reforzar la tesis y desde Palacio lamentaron la implicación del funcionario municipal en estas redes.
Pero el partido que dirige Tato Vega volvió a salir “salpicado” apenas ese 22 de enero cuando Fernando Pérez Vega, otro de sus militantes fue acribillado en el Puerto de Veracruz a manos de sicarios.
En ese sentido, se sabe que la víctima que falleció junto a otras cinco personas, entre ellos dos menores de edad, había sido candidato a la presidencia municipal de Coxquihui y precisamente por ese instituto político.
Una de las lecturas que vienen a salir a la luz es que Fuerza Por México está infiltrado por la delincuencia organizada y que Morena debería empezar a marcar distancia, pues ese tipo de alianzas de facto solamente pueden ser un lastre a futuro pero el líder del partido guinda, Ramírez Zepeta parece darle una lectura contraria y mantiene los nexos más que de cerca.
Y es que también trascendió que “Pino” Pérez Vega estuvo presente en la gira que realizó en Boca del Río el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, hace un par de semanas, seguramente empujado por el propio dirigente morenista.
Sin duda, esos nexos en su momento tendrán que ser aclarados por el dirigente Ramírez Zepeta y también sus intereses ya sean particulares o de partido.
MUY EN CORTO
DIPUTADA DE MORENA CON HECTOR YUNES. Este domingo las redes dieron cuenta de la cercanía de la diputada federal, Mónica Herrera Villavicencio con el exsenador y quien ahora aspira de nueva cuenta a gobernar Veracruz, Héctor Yunes Landa.
Aunque como se sabe ni el PRI ni el PRD podrán alzar la mano en la elección del candidato a gobernador, Yunes Landa insistirá en buscar ser el abanderado, al menos ya dijo que si quiere competir, pero será el PAN el que lleve mano en la designación del aspirante que será el representante de los tres partidos, por lo del bloque opositor Va por México.
Pues bien, el fin de semana, el priista Héctor Yunes Lanzó el siguiente tuit:
“Desde hace muchos años, conozco a una mujer ejemplar, pilar de una gran familia.
Agradezco el reencuentro en Tlapacoyan con mi muy querida amiga diputada federal, Mónica Herrera Villavicencio, ejemplo de fortaleza y compromiso de la mujer veracruzana”.
No se sabe si algunos morenistas ya están emigrando a otras parcelas de poder al desconfiar en que Morena pueda repetir en el gobierno en el 2024 o de plano no saben de definiciones políticas.
Resulta que la legisladora es afín al grupo político de Mario Delgado, de Jaime Humberto Pérez Bernabe y del mismo proyecto político de Sergio Gutiérrez Luna, pero ahora anda levantando la mano a Yunes Landa.
Como dicen por ahí, ¿qué alguien me explique?


Comparte