La vuelta a Veracruz en un teclazo

Caso Moisés Sánchez Cerezo y el enojo presidencial

 

 

Yamiri Rodríguez Madrid

 

Moisés Sánchez Cerezo, propietario de la publicación local digital denominada La Unión, fue asesinado el 24 de enero de 2015 en Medellín de Bravo.  Han pasado ocho años y aunque el entonces presidente municipal fue desaforado tras ser señalado como presunto autor intelectual -pero no ha sido detenido-. y hay dos sentenciados a 25 años de prisión, su familia sigue en espera de justicia.

Su hijo Jorge se hizo presente en la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador en el aniversario luctuoso de su padre. Ahí denunció que hay impunidad en el caso de la larga lista de comunicadores y periodistas asesinados y agredidos en Veracruz, que a sus familias no les importa el color del partido en el gobierno, lo único que claman es el esclarecimiento real, por lo que le pidió saber cuánto tiempo más tienen que esperar y si se va a reunir con ellos para que escuche de viva voz su sentir.

La respuesta fue que habrá justicia, pero puede tardar y que llega, dijo, cuando hay voluntad.  El jueves Sánchez Ordoñez regresó a Palacio Nacional y ahí insistió en la necesidad de que reconozca a la red de familiares de periodistas asesinados: “Yo sé que a lo mejor no somos tan importantes para usted. O no está aquí la mamá del Chapo, pero sí es necesario que conozca nuestro sentir, el porqué de la lucha de decirle que nuestros casos están en la impunidad”.  Eso no solo incomodó, sino que molestó al Presidente.

El caso de Moisés, como los de muchos otros asesinados en Veracruz y en otros estados del país, llevan ya tres gobernadores, dos presidentes y no se ve ni para cuándo se resuelvan.

La pelota ahora está del lado de la Secretaria de Seguridad Pública, Rosa Icela Rodríguez, a quien instruyó a reunirse con ellos. Ojalá tenga la sensibilidad de venir por lo menos al estado y no vaya a querer que las familias de los 34 reporteros, columnistas y comunicadores asesinados en Veracruz viajen hasta sus oficinas en la Ciudad de México.

Querer es poder o, como dijo el Presidente, cuando hay voluntad, la justicia sí llega.

@YamiriRodriguez