En la mira

Calderón, García Luna y Yunes

Silverio Quevedo Elox

Ahora que de Presidencia de la República, el vocero, Jesús Ramírez, replica que una encuesta revela que 8 de cada 10 mexicanos quieren que se someta a juicio al ex presidente Felipe Calderón, las cosas se pueden poner color de hormiga para los panistas y excolaboradores cercanos al exmandatario.
Y es que aunque sonó su nombre en el juicio que se le sigue en Nueva York a Genaro García Luna, quien fuera su secretario de Seguridad Pública, no hay nada aún que sustente una implicación directa de todo el tramado en el que se involucra al exfuncionario Calderonista.
No obstante, es tan sencillo apegarse al dicho de que cuando el río suena agua lleva, y tanto se comenta el tema y seguramente es por algo de fondo, que podría terminar este gobierno siendo el primero en la historia en llevar a juicio a un expresidente.
Junto a la mención del panista Calderón también saltó el nombre de su correligionario, el también expresidente Vicente Fox.
Y entre ambos, surge la naturalidad de la relación con un personaje veracruzano que a la vez se le ha ligado en al menos la primera fuga de otro personaje de alto renombre enjuiciado en Estados Unidos, Joaquín Guzmán Loera, El Chapo. Y precisamente del Cártel de Sinaloa, por cuya protección a este grupo criminal, se le está procesando a García Luna.
Pues bien ese veracruzano es el panista Miguel Ángel Yunes Linares, quien encontró la cumbre de su carrera política coincidentemente con Calderón y Fox. Con éste último durante el sexenio del 2000 a 2006 y con el primero, en el sexenio de 2006 a 2012.
Seguramente que, en poco, por muy poco que sea, esta situación debe estarle generando nerviosismo al exgobernador de Veracruz, Yunes Linares.
Y más cuando su acérrimo enemigo, al que encarceló como gobernador, el priista y exmandatario, Javier Duarte lo acusó de su cercanía y hasta complicidad con el ahora procesado en EU, Genaro García Luna.
Si bien es la voz de un presidiario, pero para los norteamericanos, toda información es analizable. Y más cuando usó el twitter en repetidas ocasiones para incriminar a Yunes con García Luna.
Ahora bien, como se sabe, la actividad como policía de García Luna viene de atrás. Y es que durante una década se desempeñó como jefe de la disuelta Agencia Federal de Investigación de México, AFI.
Y fue con Fox cuando se hizo cargo de la misma en todo el sexenio, para pasar con Calderón a la titularidad de la SSP.
El periodista Álvaro Delgado en un artículo escrito en enero del 2018 recordó, a propósito de cumplirse entonces 17 años de la primera fuga de Joaquín El Chapo Guzmán del penal de Puente Grande, Jalisco, que éste consolidó su imperio criminal gracias a la impunidad que gozó en los sexenios de los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón.
Delgado relata que El Chapo volvió a escapar, en julio de 2015, del penal de La Palma y fue reaprehendido el 5 de enero de 2016, sólo para ser extraditado a Estados Unidos, cuya fiscalía en Nueva York lo reclamaba.
Alvarado Delgado comenta: Los personajes foxistas implicados en la primera fuga de Guzmán siguen vigentes. Algunos reciclados en fuerzas políticas distintas a las que estaban cuando salió de Puente Grande escondido en un carrito de lavandería, según la versión oficial, o por la “puerta principal”, como se lo dijo al general Mario Arturo Acosta Chaparro. Alejandro Gertz y Alfonso Durazo, por ejemplo, eran secretarios de Seguridad Pública y particular de Fox, respectivamente, cuando el capo huyó.
Y Delgado precisa: “Otro personaje señalado como clave en la fuga de El Chapo es el expriista Miguel Ángel Yunes, gobernador panista de Veracruz, quien fue director general de Prevención y Readaptación Social de la Segob, encargado de los penales federales. Aunque Yunes dejó ese cargo en abril de 2000, lo sustituyó un incondicional, Enrique Pérez Rodríguez, a quien le tocó la fuga de El Chapo y hoy es secretario de Educación de Veracruz”, dijo entonces –en 2018- el periodista al hacer alusión al cargo que ostentó durante el gobierno de dos años en Veracruz de Miguel Ángel Yunes.
En SDP noticias, un reportaje sobre El Chapo, también lo señala:
“Su implicación se da por medio de su secretario de entonces Enrique Pérez Rodríguez, quien fue clave en la indagatoria de la fuga del capo del Centro Federal de Readaptación Social número 2 de Puente Grande en Jalisco durante enero de 2001.
En 1998, Yunes Linares fue director de Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Gobernación, Pérez Rodríguez era director adjunto de penales federales y posteriormente, también director, cargo que mantuvo al iniciar la administración de Vicente Fox, pero del que se le destituyó al indagar la evasión de ‘El Chapo’.
Y es que Julio Scherer cita en su libro “Máxima seguridad: Almoloya y Puente Grande”, al interno Evaristo Nucamendi recuerda la visita de Pérez Rodríguez al penal un día antes de la fuga de Guzmán Loera, de hecho, visitó al capo.
El Colegio Nacional de Abogados Penalistas presentó una denuncia de hechos en contra de Pérez Rodríguez para indagarle por el probable delito de evasión de reo, cohecho y delincuencia organizada. Que hasta el momento no prosperó.
Si a Fox y a Calderón tienen tantos señalamientos, y en seguridad pública, fue la mayor mafia de sus gobiernos y complicidad con la delincuencia organizada, es donde las cosas se le pueden complicar al veracruzano, Yunes por lo arriba mencionado.