Hora cero

Veracruzanas rumbo al Senado

Luis Alberto Romero

En 2024, los partidos políticos deberán destinar al menos una de las dos candidaturas al Senado por Veracruz a mujeres. Las leyes en materia de paridad de género así lo exigen.

Por Morena hasta hace poco se manejaban los nombres de las secretarias del Trabajo, Dorheny García; y de Protección Civil, Guadalupe Osorno; sin embargo, en los días recientes se han fortalecido las versiones que apuntan a la muy probable postulación de la ex diputada local Mónica Robles, con fuerte presencia en la zona sur de Veracruz.

Se trata de una integrante de una familia que ha participado en política y ganado elecciones; que cultiva relaciones en lo más alto de las esferas gubernamentales mexicanas; y que tiene la fuerza de uno de los medios informativos más importantes de Veracruz.

Precisamente por esos factores, no se descarta que Robles Barajas sea incluida por su partido en la lista mayoría relativa al Senado. No se le ve fuera del próximo Congreso.

Mientras eso ocurre en Morena, en el Partido Acción Nacional se han manejado como posibilidad el nombre de la alcaldesa del puerto de Veracruz, Patricia Lobeira; y la posible reelección de Indira Rosales. Ambas forman parte del grupo Yunes de Boca del Río.

El Partido Revolucionario Institucional presenta probablemente como única opción con presencia en todo el estado a la diputada local Anilú Ingram Vallines; ya fue integrante de la Cámara Baja del Congreso de la Unión (vice coordinadora de la bancada priista) y actualmente tiene su segunda experiencia en la Legislatura local (fue, incluso, presidenta de la Mesa Directiva).

Anilú Ingram tiene la experiencia de la delegación estatal de la Secretaría de Desarrollo Social, Sedesol. Dentro del PRI no se ve otra carta competitiva que pueda representar al partido en la contienda al Senado.

Si es que postula candidata (podría no tener esa posibilidad, en los términos de la alianza opositora que se teje rumbo a 2024), el Partido de la Revolución Democrática podría recurrir a Yazmín Copete Zapot, una mujer de larga trayectoria en Los Tuxtlas; dos veces ha sido diputada local; fue también legisladora federal y alcaldesa de Santiago Tuxtla.

Si Movimiento Ciudadano decide no ir en alianza en la elección por el Senado, es muy probable que en la posición femenina veracruzana vaya la ex diputada federal Dulce Méndez de la Luz o bien la legisladora local Ruth Callejas, quien ha adquirido notoriedad tanto por su desempeño en la curul como por su reciente enfrentamiento con el secretario de Gobierno, Eric Cisneros.

Dado su bajo porcentaje de votación, será muy difícil que el Partido del Trabajo postule a alguna candidata a ese cargo.

En términos generales, esas son las mujeres a quienes podríamos ver en las boletas del proceso para elegir senadores en 2024. De todas ellas, sólo dos y cuando mucho tres integrarán la próxima Cámara Alta; pero casi con seguridad, todas estarán en el Legislativo, ya sea Federal o local. @luisromero85