El deporte es un derecho de todos: Samuel Aguirre

El deporte es un derecho de todos

Samuel Aguirre Ochoa

Desde hace más de 48 años, el Movimiento Antorchista Nacional se propuso como uno de sus ejes principales de trabajo la masificación del deporte entre los sectores trabajadores y humildes del país, por sus importantes beneficios físicos y mentales para las personas, y también por su capacidad para transformar y mejorar el entorno social de los pueblos y las colonias marginadas de México. Además, el deporte es un derecho establecido en la Constitución General de la República.

En concordancia con este objetivo, cuando fui diputado local a la LX Legislatura de Veracruz, en diciembre de 2006 propuse una amplia reforma a la Ley del Sistema Estatal del Deporte que fue aprobada por el pleno de la Cámara de Diputados, que entre otras cosas establecía el apoyo económico a deportistas de alto rendimiento para participar en competencias y también a entrenadores, ligas y clubes del deporte amateur, principalmente en municipios marginados; también se estableció que los estudiantes de las licenciaturas relacionadas con la actividad física y el deporte prestarán su servicio social en pueblos y colonias populares, a través de un programa coordinado entre las distintas universidades del estado y la autoridad deportiva; asimismo, se acordó determinar y acondicionar espacios deportivos en los municipios del estado, así como la obligación de estos para conformar sus Sistemas Municipales del Deporte y de destinar recursos a promover la actividad deportiva, entre muchas otras medidas positivas. Fue una ley bastante progresiva, que de aplicarse al pie de la letra hubiese permitido la masificación del deporte en Veracruz, pues contenía disposiciones que muy pocos estados del país tenían en sus respectivas leyes del deporte.

Al mismo tiempo promoví ante el Instituto Veracruzano del Deporte, que dirigía Carlos Sosa Lagunes, la formación de más de 15 Escuelas de Iniciación Deportiva en Zonas Campesinas y Populares, en las que se trabajó con niños y jóvenes en diversas disciplinas como fútbol, voleibol, basquetbol, atletismo y béisbol que contaban con entrenadores profesionales becados por el IVD, así como el otorgamiento de material deportivo y, en algunos casos, la construcción de espacios deportivos. Estas acciones fueron supervisadas por la Comisión de Juventud y Deporte de la LX Legislatura, de la que fui Secretario. Sin duda, fue una acción muy atinada porque el programa llegó a amplios sectores de la población en municipios como Córdoba, Tihuatlán, San Rafael, Xalapa, Veracruz, Soteapan, Tantoyuca, Tierra Blanca, y muchos otros.

Dicho programa funcionó por varios años, hasta que llegaron los morenistas al gobierno estatal y eliminaron varias disposiciones de la Ley del Deporte e intentaron eliminar a las Escuelas de Iniciación Deportivas dejándole de pagar las becas a los entrenadores, sin embargo, la mayoría continúo trabajando de la falta de apoyo gubernamental y actualmente siguen existiendo y jugando el importante papel para el que fueron creadas.

Esta experiencia adquirida hizo que la Dirección Nacional del Movimiento Antorchista me nombrara presidente de la Comisión Nacional del Deporte de la organización y me encomendara la tarea de fundar una escuela de licenciados en Educación Física y Metodología Deportiva en la ciudad de Xalapa, que forme verdaderos entrenadores con una alta preparación académica y con un profundo sentido humanista, dispuestos a entregar mucho de su tiempo a los sectores humildes que no tienen acceso al deporte. Es tarea se concretó con la fundación del Instituto Deportivo “Salvador Díaz Mirón”, en su momento se tramitó el RVOE y los permisos correspondientes ante la Secretaría de Educación, y se elaboró un completo plan de estudios, y hoy es una institución educativa al servicio de los sectores más humildes. Actualmente, han egresado tres generaciones con este perfil.

El próximo sábado 11 de marzo, dicha institución organizará un torneo de fútbol de las categorías biberón (niños nacidos entre 2013 y 2014) e infantil (nacidos entre 2009 y 2010), en el campo de fútbol del albergue estudiantil “Salvador Díaz Mirón”, en el que competirán equipos de varios municipios del estado, que fueron formados y están siendo entrenados por los jóvenes estudiantes que están prestando su servicio social, pues en el Instituto Deportivo se está poniendo en práctica aquel mecanismo propuesto hace varios años en la Ley Estatal del Deporte, de vincular a los estudiantes de educación física con los pueblos y colonias marginadas.

El torneo de fútbol que lleva por nombre Copa Leoparditos-FNERRR 2023 será una muestra más del trabajo de masificación del deporte que está realizando el Instituto Deportivo “Salvador Díaz Mirón” en varias zonas de Veracruz. Muchos de los jóvenes también están prestando su servicio social en otros estados de la República.

La aplicación de esta iniciativa es muy buena y el hecho de que los jóvenes estudiantes participen con entusiasmo y voluntariamente en esta actividad es una acción positiva y noble que habla bien de estos; también significa que han entendido el objetivo profundo de masificar el deporte en todos las regiones del país y entre los sectores sociales más humildes. Esta acción debería ser imitada por otras universidades porque es muy necesario y benéfico para los niños y jóvenes.

Es verdaderamente emocionante ver la alegría de los padres al ver jugar a sus pequeños hijos en este tipo de torneos; se crea un verdadero clima de convivencia y de armonía, además de que se incentiva la formación integral de los niños, física y mentalmente, para que estén sanos y para que desarrollen diversas cualidades intelectuales que les permitan estar mejor preparados ante los retos de la vida. Por eso, extiendo mi reconocimiento sincero a los jóvenes entrenadores deportivos que están trabajando arduamente con niños y jóvenes en diversos clubes, pues están contribuyendo seriamente a que los hijos de las clases trabajadores puedan disfrutar de todos los beneficios del deporte y a formarlos como mejores hombres y mujeres. También reconozco el trabajo de los directivos y maestros del Instituto Deportivo “Salvador Díaz Mirón” por promover el deporte.

El deporte es un derecho constitucional establecido en el artículo 4to de la Carta Magna, es un derecho de todos, a pesar de lo cual solo un porcentaje muy bajo de los mexicanos practica algún deporte, solo el 39% de la población lo practica y el 61% no tiene acceso a la actividad física y el deporte; por lo que no puede disfrutar de las emociones que éste proporciona, ni recibe sus beneficios en el terreno de la salud, razón por la cual, México ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil y el segundo lugar en adultos. Bien por el Instituto Deportivo “Salvador Díaz Mirón” y sus alumnos.