La vuelta a Veracruz en un teclazo

El corredor Transístmico

 

Yamiri Rodríguez Madrid

El pasado 14 de marzo se publicó, en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el decreto por el que  se crea el organismo público descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propio, denominado Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT), sectorizado a la Secretaría de Marina. Esto significa que tanto las administraciones portuarias de Coatzacoalcos y Salina Cruz, así como a la paraestatal Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT), estará bajo el control de los marinos.

Conforme al artículo sexto de dicho decreto, la Junta de Gobierno se integra el titular de la Secretaría de Marina, quien lo preside; el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; el de la Secretaría de Economía; de Medio Ambiente y Recursos Naturales; de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, así como por el titular de la Agencia Nacional de Aduanas de México, el subjefe Operativo del Estado Mayor General de la Armada, y el titular de la Dirección General de Fomento y Administración Portuaria de la Secretaría de Marina, todos los cuales cuentan con voz y voto.

Lo anterior ha provocado preocupación en diversos sectores debido a que, entre sus atribulaciones, está el aprobar las vocaciones productivas, prioritarias y potenciales de cada uno de los polos de desarrollo para el bienestar, mismas que deben ser obligatorias para los proyectos y actos jurídicos relacionados con dichos polos, así como el dar luz verde al programa que elabore el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec para adquirir, desarrollar, fraccionar, comercializar, concesionar, adjudicar y enajenar los bienes inmuebles que adquiera para el cumplimiento de su objeto.  ¿Qué tiene qué ver todo eso con el trabajo de la Marina?

Seguramente este pudiera ser uno de los temas que se ponga sobre la mesa este domingo 19, cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador se reúna con congresistas estadounidenses en San Juan de Ulúa para revisar la agenda binacional y las posibles inversiones en el Corredor. En vía de mientras, hay varias cejas levantadas aquí en el país esperando una explicación detallada del por qué se sectorizó lo que se ha anunciado como una magna obra de este sexenio a la Semar.

@YamiriRodriguez