Unidad de Género de la UV ha recibido 87 quejas

Redacción UV

 La Universidad Veracruzana (UV) ha atendido, entre septiembre de 2021 y principios de este año, 27 quejas por acoso sexual, 15 por hostigamiento sexual, 41 por violencia de género y cuatro por discriminación por razones de género, o de identidad de género o de preferencia sexoamorosa, informó Anabel Gutiérrez Ojeda, coordinadora de la Unidad de Género, área dependiente de la Rectoría.

Detalló que el acoso sexual se presenta entre pares (estudiante-estudiante, docente-docente) y el hostigamiento sexual cuando hay una diferencia jerárquica (estudiante-docente). Si bien ambos son tipos de violencia de género, nombrarles por separado ayuda a visibilizarlos y evitar que se engloben o normalicen.

De las 87 quejas, correspondientes a las cinco regiones, hay 38 casos activos. Respecto de las acciones y sanciones aplicadas en aquellos procedimientos que ya cuentan con un resultado, dos estudiantes fueron expulsados y en cinco docentes hubo recisión de la relación individual de trabajo. También se han determinado suspensiones temporales, amonestaciones y exhortos, entre otras acciones.

La funcionaria universitaria planteó que la violencia de género es una problemática común en las instituciones de educación superior, al ser parte del contexto nacional y estatal. En ese sentido, desde la Unidad de Género se trabaja en su prevención y en la recuperación de la confianza del estudiantado y de la comunidad en general.

Respecto de los tendederos colocados en algunas facultades como herramienta de denuncia de algún tipo de violencia, dijo que los señalamientos que se hacen a través de ellos son anónimos, y por mandato constitucional toda persona acusada debe saber quién y de qué se le acusa. De ahí que el procedimiento para que el comportamiento denunciado sea revisado y, de ser procedente, sancionado, sea una queja formal ante la Unidad de Género.

“Entendemos por qué existen los tendederos y por qué les es difícil presentar una queja formal. Agradecemos mucho que levanten la voz porque (lo que se denuncia) es algo que se tiene que erradicar.”

En respuesta a este tipo de manifestación, compartió que en las facultades en las que se han colocado los tendederos han fortalecido las acciones de prevención y capacitación, acercándose al estudiantado y acercándoles la legislación universitaria para que la conozcan y sepan cómo se desarrollan los procesos.

Ojeda Gutiérrez destacó que en la UV se forma a la sociedad veracruzana, por lo cual se tiene un compromiso para erradicar prácticas violentas y generar otra cultura no nada más en la institución, sino en el estado.

Informó que este año se propondrán e incorporarán algunos cambios al “Protocolo para atender la violencia de género en la UV” (que se actualiza de manera bienal), para generar procesos más amables y sencillos, sobre todo para las víctimas.

“En la UV se está haciendo un esfuerzo serio para que la perspectiva de género guíe todos los análisis de los casos. Buscamos sanciones justas y que toda la comunidad se entere de que no van a ser casos impunes, que lo estamos trabajando de manera muy seria.”

Muestra de ello es que en la legislación universitaria vigente la perspectiva de género está presente de manera transversal en todos los procesos.