Adopta agroindustria de la caña de azúcar mejores prácticas laborales y seguridad social: Agricultura


Banner-970-250

Redacción Hora Cero

La agroindustria de la caña de azúcar avanza hacia una agricultura sostenible, con la protección del ambiente, los recursos naturales y ha adoptado la seguridad social, mejores condiciones de salud y menores riesgos de trabajo para quienes participan en esta actividad productiva, destacó el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula.

En compañía del director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo Aburto, el titular de Agricultura dijo que se trabaja conjuntamente en la mejora de las condiciones de 184 mil abastecedores de caña, 153 mil 714 jornaleros, 79 mil 971 cortadores, 31 mil 318 transportistas, 34 mil 916 trabajadores sindicalizados, siete mil 689 de confianza y 11 mil 822 jubilados.

Esta fuerza de trabajo está distribuida en 49 ingenios en 15 estados y 267 municipios que comprenden alrededor de 800 mil hectáreas y representan 492 mil empleos directos, expuso durante la presentación del programa Entornos Laborales Saludables y Seguros (ELSSA) en Venustiano Carranza, Chiapas, con motivo del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo.

El secretario Villalobos Arámbula celebró que este importante sector agroindustrial tenga la cobertura en seguridad social, a través de acuerdos entre productores de caña y conforme a la ley, y para este año existe un subsidio para cubrir las cuotas del Seguro Social, aprobado en el presupuesto federal, de 306 millones de pesos.

La vinculación con la seguridad social fortalece a la cadena productiva de la agroindustria de la caña de azúcar y representa un ejemplo a seguir para el resto de las cadenas agropecuarias del país, aseveró ante cañeros, productores y líderes de organizaciones.

Resaltó que a través del programa prioritario Producción para el Bienestar se apoyó en 2022 a 108 mil 705 productores cañeros, con la canalización de 789 millones de pesos; se incentiva la participación de las mujeres en la agroindustria y se fomenta la aplicación de abonos y mejoradores del suelo de origen biológico.

Puntualizó que, además, en la zafra 2021/2022 se distribuyeron 634 mil 644 piezas de material de seguridad y equipos de protección a 169 mil 751 jornaleros, cortadores y personal técnico de campo, y se capacitó a más de 74 mil jornaleros en la mejora de competencias como la prevención y erradicación del trabajo infantil, salud y seguridad en el trabajo.

Mencionó que de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), las carencias por acceso a la seguridad social disminuyeron en términos relativos de 2010 a 2020 en cinco puntos porcentuales.

Sin embargo, dijo, hay un camino largo todavía por recorrer, para lo cual es necesario continuar las labores que permitan mejorar la salud y la seguridad y bienestar de todos y todas las personas trabajadoras de esta agroindustria.

El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo Aburto, señaló que un ingenio cañero también es un centro de trabajo en México y la zafra es uno de los procesos agrícolas más duros que existe en el planeta, de las actividades más difíciles y complicadas y no exenta de accidentes.

Por ello, dijo, el esfuerzo más grande que está haciendo el Seguro Social después de la pandemia es ELSSA cañeros, para lograr entornos laborales seguros y saludables, porque los derechos se cumplen cuando el trabajador no corre riesgos ni de enfermarse ni accidentarse y es para todo el país. Se trata de que, por muchos años, el sector cañero nos siga llenando de orgullo, anotó.

Detalló que el ELSSA cumple un año de aplicación nacional, para mejorar la salud y el bienestar de los trabajadores, evitar accidentes de trabajo y adoptar estilos de vida más saludables, prevenir enfermedades crónico-degenerativas, mejorar la productividad y disminuir la demanda por incapacidades, consultas y hospitalizaciones.