Hora cero

13 abril, 2024 4:39 am
Luchas-medios-digitales-728x90-2-1

La discriminación en cifras

 

Luis Alberto Romero

A nivel nacional, 23.7 por ciento de la población mayor de 18 años manifiesta haber sido discriminada.

Entre julio de 2021 y septiembre de 2022, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, INEGI, levantó la Encuesta Nacional sobre Discriminación, que ofrece hallazgos importantes, como el hecho de que casi una cuarta parte de los mexicanos se han percibido en algún momento de su vida como víctimas de este fenómeno.

La encuesta del INEGI identifica como grupos de interés a los pueblos indígenas, a migrantes, niños, trabajadoras del hogar, personas afromexicanas, diversidad sexual, adolescentes y jóvenes, personas con discapacidad, mujeres, adultos mayores y diversidad religiosa.

“De la población de la diversidad sexual y de género, 37.3 % refirió haber vivido alguna experiencia de discriminación en los últimos 12 meses”, indica el citado estudio, difundido este jueves.

Agrega que “para la población de trabajadoras del hogar, este porcentaje fue 34.6.”

En todos los indicadores y variables, en todos los grupos de estudio, hoy hay más quejas por discriminación que hace seis años.

Si bien es un fenómeno que se observa en todo el país, no en todas las entidades federativas se registra en la misma proporción.

Los estados con más personas que se identifican como víctimas de discriminación son Yucatán, Puebla, Querétaro, Ciudad de México y Jalisco.

En cuanto a Veracruz, la discriminación se ha acentuado en el último lustro: en 2017, 19.8 por ciento de la población se quejaba por este problema; en 2022, la cifra se disparó en casi 5 puntos porcentuales, hasta llegar al 24.5 por ciento.

En pocas palabras, la discriminación aumentó en 23.9 por ciento durante los cinco años anteriores.

Ello sitúa a la entidad veracruzana arriba de la media nacional.

El trabajo de INEGI indica que los principales motivos de discriminación se relacionan con la apariencia (forma de vestir, tatuajes, ropa, perforaciones y peinado), con el peso y la estatura, con la orientación sexual, la edad, la manera de hablar, la clase social, las creencias religiosas, y el tono de piel, entre otros factores.

En algunos casos, los grupos de estudio indican que la discriminación ha derivado en la negación de sus derechos. Las personas indígenas, por ejemplo, señalan que ese origen ha determinado la imposibilidad de recibir apoyos de programas sociales, que les sea negada la atención médica o medicamentos, o bien los servicios en oficinas gubernamentales.

Otro dato: casi 30 por ciento de las personas afromexicanas aseguran haber sido víctimas de discriminación por su color de piel; y 26 por ciento, por sus opiniones políticas.

En términos generales, resulta lamentable que en 2023 este problema social, la discriminación, permanezca en la agenda de México y de Veracruz; y que en vez de erradicarse, se acentúe todavía más. @luisromero85