Mesa de redacción

Poder Judicial, vientos de cambio

Enrique Yasser Pompeyo

En el Poder Judicial hay vientos de cambio. Existe una renovación con una fortaleza institucional que da resultados.

Desde la llegada de la magistrada presidenta del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, Lisbeth Aurelia Jiménez Aguirre se implementó un plan de trabajo basado en tres ejes para lograr una transformación.

El primero, combate a la corrupción; segundo, modernización y profesionalización; tercero, acercamiento de la justicia.

Este miércoles, la magistrada presidenta rindió su Primer Informe de Actividades. Ahí dio varios datos interesantes.

Por ejemplo, mediante diversos movimientos de personal disminuyeron las posibilidades de que las y los operadores judiciales se corrompieran; encontrando un equilibrio entre lo jurisdiccional y lo administrativo, al realizar una reingeniería integral en la Institución.

Esto permitió celebrar 35 sesiones ordinarias y 184 extraordinarias del Consejo de la Judicatura que generaron, 192 procedimientos administrativos sancionadores. Además, se efectuaron visitas judiciales y recorridos en los 21 Distritos Judiciales del Estado, contabilizando 38 visitas de atención directa a servidores públicos y justiciables.

Por cierto, se destaca el inicio de la primera generación de la especialidad en Derecho Anticorrupción, “lo cual es prueba plena que estamos combatiendo de manera frontal la corrupción, sin tapujos ni fobias”, subrayó.

AJUSTES ADMINISTRATIVOS

La presidenta realizó ajustes administrativos con la aplicación de controles rígidos para reducir el gasto. Así, se disminuyó el gasto mensual en un 24% en combustible; 23% en traslados y viáticos; 52% en consumo de alimentos; 63% en eventos; y 92% en compras relacionadas con suministros.

Hay un aspecto relevante. Se cancelaron 10 contratos para la construcción de Ciudades Judiciales bajo el esquema de Asociaciones Público Privadas (APP).

Estas acciones abonaron a obtener suficiencia presupuestal para la construcción de la primera etapa de la Ciudad Judicial de Poza Rica, así como la proyección de las sedes en Minatitlán y Orizaba.

No sólo eso. También los ahorros aludidos contribuyeron en la creación de 4 nuevos Juzgados de Primera Instancia, la habilitación de 4 Salas de Audiencias y la apertura de 3 Centros de Convivencia Familiar.

Como dato extra. Al predicar con el ejemplo, por primera vez 22 magistradas y magistrados se sumaron al Plan de Austeridad Republicana; de manera que Veracruz es el Estado donde los togados perciben el sueldo más austero.

CONFIANZA CIUDADANA

Ante la necesidad de acercarse a la sociedad mediante las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC´S), se crearon los Micrositios en materia de Personas Desaparecidas, Protección Civil y Transparencia, con las cuales se garantizan condiciones de accesibilidad a todas las personas.

También se ha dado un incremento en la confianza de la ciudadanía en la impartición de justicia; toda vez que los órganos jurisdiccionales de todos los Distritos Judiciales, han incrementado considerablemente las resoluciones en este periodo, resolviéndose un gran total de 57 mil 341. De los cuales, en materia civil y mercantil se resolvieron 25 mil 332, en materia familiar 23 mil 744, en materia laboral 1 mil 538 y en materia penal 6 mil 610.

Este año alcanzaron la cifra de 1 mil 194 juicios penales, emitiendo 492 sentencias, de las cuales 352 fueron condenatorias, logrando triplicar las emitidas con respecto al periodo anterior.

SENTENCIAS

Asimismo, se ha dado un incremento muy significativo en las sentencias emitidas en los delitos de alto impacto, en homicidio se obtuvieron 106 sentencias, en el delito de pederastia fueron 105 sentencias, en cuanto a violación se emitieron 45 sentencias, en secuestro se reportaron 56 sentencias, y en feminicidio se dictaron 26 sentencias; siendo en este rubro destacable que, el año pasado solo se emitieron 14, lo que implica un aumento del 85% de efectividad.

El Poder Judicial del Estado atendió los diversos protocolos para juzgar con perspectiva, resolviendo bajo esos parámetros 10 mil 397 sentencias, distribuidas de la siguiente forma:

1 de Personas Migrantes, 23 de Discapacidad, 12 de Adulto Mayor, 518 de Género, 304 de Infancia y Adolescencia, 3 de Orientación Sexual, Identidad y Expresión de Género, 8 mil 559 de Derechos Humanos, 8 de Víctima u Ofendido perteneciente a un Grupo Étnico o Pueblo Indígena, 611 de Reparación del Daño y 358 de Medidas Reeducativas.

De manera que en el primer año se dio un incremento del 100% en las sentencias emitidas por los juzgadores de la entidad, pues se pasó de 100 sentencias el año pasado, a resolver 201 este año.

Como se observa, existe un Poder Judicial renovado, moderno y profesional, sobre todo con sentido humano y social que responde con resultados.

enriquepompeyo@hotmail.com