Ganador de Artes UV 2023 incluye a personas en rehabilitación

22 abril, 2024 5:20 pm
Luchas-medios-digitales-728x90-2-1

Redacción Hora Cero

A través del canto, personas en rehabilitación descubrieron una nueva faceta que impactó tanto en sus vidas como en la de Jorge Luis Sandoval Lara, alumno de la Licenciatura en Música de la Universidad Veracruzana (UV), autor del proyecto con el que resultó uno de los ganadores de la convocatoria Artes UV 2023: Derechos Humanos y Sustentabilidad. 

“Canto coral y drogodependencia” es el nombre del proyecto con que Sandoval Lara resultó ganador en la categoría Música, lo que le llevó a planear y organizar un concierto con personas que se encuentran en el centro de rehabilitación Casa Nueva.

Durante cuatro meses el estudiante se trasladó en autobús a las instalaciones de Casa Nueva, cercanas a la localidad de Chavarrillo, donde comenzó a trabajar con un grupo de personas; no obstante, reconoció que al principio “no tenía idea de cómo realizar un proyecto, pensaba que era como buscar repertorio, armar un pequeño concierto, ofrecerlo y ya, nada que tuviera que ver con presupuestos, organigramas y todas esas cosas que se requieren”. 

Recordó su participación como corista, a lo que sumó su interés por dirigir un grupo, que al inicio contempló para trabajar con personas en un centro de readaptación social pero no se dieron las condiciones.

Lo platicó con su tutora y ésta le sugirió dirigirse al centro de rehabilitación, lo puso en contacto con Mayra Díaz Ordóñez, integrante del Instituto de Ciencias de la Salud y de la Maestría en Prevención Integral del Consumo de Drogas, y ésta a su vez con el director del lugar y se interesó por sumarse al proyecto junto con Pilar Peregrina Martínez, también académica del instituto. 

“Después de resignificar todo el proyecto me traté de basar más en la arteterapia, entonces la música pasó a segundo plano y la apliqué desde la musicoterapia, porque la música influye bastante en las creaciones mentales y emocionales, esa parte fue un reto al inicio; la segunda parte, la más difícil, fue la permanencia”, relató. 

Conforme avanzaron los ensayos descubrió que tenían potencial para composiciones y arreglos elaborados, incluso a tres voces, además de que, entre los integrantes del grupo, al final surgió la camaradería y se apoyaron para mejorar sus interpretaciones. 

“El resultado fue bastante bueno y decente para ser un coro que se formó de la nada con personas que no sabían de música, también el público estuvo muy emocionado y muy participativo, eso fue bastante emotivo.” 

Para los ensayos y para el día del concierto se sumaron a los integrantes del coro las y los músicos: Janette Fernanda Rodríguez Olaez al piano, Juan José Poblano Valencia en violonchelo, Tonatiuh Ruiz Solís en el arpa, Santiago Monge Argüelles en la jarana y Sofia Monge Argüelles en el bajo. 

Díaz Ordóñez, también integrante del Cuerpo Académico (CA) Drogas y Adicciones: Un Enfoque Multidisciplinario, comentó que se tiene contemplado, a partir del proyecto artístico, realizar una investigación respecto del impacto de la música y las artes en el tratamiento del consumo de drogas, previa aprobación del comité de bioética de su dependencia. 

“Pensamos hacer un artículo de investigación que hable justamente sobre el impacto de la música y la musicoterapia en el tratamiento del consumo de drogas, porque, en este ánimo de ser multidisciplinarios, se articula con un trabajo académico proveniente de un concurso”, expresó la investigadora.