Más de 4 mil casos de fraude en Veracruz durante 2023

Juan David Castilla

En el estado de Veracruz se contabilizaron más de 4 mil casos de fraude durante 2023, según datos del Informe de Incidencia Delictiva del Fuero Común, que elabora el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (Sesnsp).

De acuerdo con las cifras oficiales, en la entidad hay reporte de 4 mil 132 denuncias en la Fiscalía General del Estado (FGE), a cargo de Verónica Hernández Giadáns, por el delito mencionado.

Noviembre fue el mes de mayor incidencia del delito de fraude con 418 casos. Le sigue junio con 381 casos y marzo con 380 fraudes.

También hay reporte de 881 denuncias en la FGE por el delito de extorsión en la entidad veracruzana durante el mismo periodo.

Recién se dio a conocer que conductores de Xalapa alertaron sobre un modus operandi de sujetos que se hacen pasar por mecánicos para cometer extorsiones y fraudes en la capital del estado.

Jorge Cerecedo difundió su testimonio en la red social Tik Tok sobre un hecho que sufrió recientemente cuando circulaba sobre la avenida Lázaro Cárdenas, a la altura del Poder Judicial, frente a Plaza Crystal.

El señor indicó que, cuando se encontraba en el semáforo esperando la luz verde, una persona se le acercó para decirle que una de las llantas de su vehículo parecía averiada.

“Fui víctima de una extorsión, de una manera muy ingenua, soy de ese tipo de personas que cree todavía en la buena voluntad de las personas, hay gente que no se toca el corazón para hacerte cosas y hacerte daño”.

No hizo caso, siguió su camino y, unos metros adelante, otro joven le hizo señas para comunicarle lo mismo, por lo que decidió detenerse. El tipo le comentó que era mecánico y lo guió a otro sitio para realizar las presuntas reparaciones.

A Jorge le dijeron que una de sus llantas necesitaba compostura y le cobraban una suma de dinero considerable. Más tarde, se dio cuenta de que las piezas que supuestamente cambiaron estaban pintadas con aerosol y que había sido estafado.

“Me dice ese jovencito, dice, mire, yo soy mecánico, y efectivamente venía con una camisa, una camisa de trabajo, que tiene parches de marcas, de refacciones, de muchos tipos, el tipo de camisas que utilizan los mecánicos, y una gorra también con logotipos y cosas, entonces, creo que es mecánico el chico, yo trabajo aquí a la vuelta en un taller, que es un taller que solamente atiende agencias, no, perdón, aseguradoras, entonces, pues ahí no lo puedo atender, pero si me lo permite, ahí afuera le podría yo revisar, entro por una herramienta, y si es algo de apretarle nada más, pues ahí me da una propina”, recordó.

Después de toda la “farsa”, llevó su vehículo con un mecánico de confianza, quien revisó la unidad y se percató de que ninguna pieza fue reemplazada, solo habían sido pintadas con aerosol.

“Lo subimos a una rampa para poder entrar a la fosa y mirarlo por abajo y me dice, mira, ven a ver, todas las piezas que me dijeron que ellos cambiaron estaban recién pintadas con aerosol y les habían pegado unas etiquetas con unos códigos, se notaba que habían sido pintadas porque solamente la parte que yo podía ver desde afuera del carro se veía negra, brillante, pero la parte interna llena de, pues, barro y otras cosas”.

Jorge Cerecedo se siente ingenuo y frustrado por haber caído en el engaño, pero decidió hacer público su caso para alertar a la población y evitar más abusos de este tipo.