Alvarado, de colores y sabores, pero al fin Alvarado / Silverio Quevedo Elox

22 abril, 2024 5:51 pm
Luchas-medios-digitales-728x90-2-1

Alvarado, de colores y sabores, pero al fin Alvarado

Silverio Quevedo Elox / En la mira 

Si en la Cuenca del Papaloapan hay un auténtico fervor político y donde la gente se maneja por convicción y no por colores, es en el municipio de Alvarado. Con una esencia de sus habitantes, única, incluso en su acento, en sus propios dichos y palabras muy del lugar, y con su singular personalidad, parecieran de otro país de Latinoamérica.
Pero paradójicamente, no son de un color ni de otro, en sus gobiernos se van por el líder, el político o el personaje que aún sin trayectoria, les cae bien y lo consideran idóneo para sentarlo en la silla de la presidencia municipal, una diputación o gobernador.
En las últimas dos décadas, el PRI encontró su sepultura en Alvarado porque se cansaron de los gandallas y abusivos que traicionaron al pueblo. Le dieron la oportunidad al PAN, con Bogar Ruiz, por ejemplo, en el 2007-2010. Que tampoco fue nada bueno para el municipio.
Pero un periodo después, nuevamente el PRI se hizo cargo con una alcaldesa en 2011 a 2013, que fue un desastre político, y hasta en la cárcel terminó: Sara Luz Herrera, sentenciada a 30 años de prisión por asesinato de su secretario particular. Y en el 2014 viraron hacia el PRD con Tavo Ruiz Barroso al frente.
En 2018 a 2021, los alvaradeños se fueron otra vez con Bogar Ruiz Rosas, ahora por el Verde, siglas que parecen tener hegemonía en los últimos seis años, pues refrendaron su apoyo a la maestra Lizzette Álvarez Vera quien ocupa la alcaldía desde el 2022 a la fecha por ese mismo partido.
Y en medio de este periodo, del asentamiento del Partido Verde en Alvarado, tocó a la maestra, quien no había ocupado otro puesto de elección popular, tomar las riendas de un trastocado ayuntamiento, con señalamientos de saqueos entre los últimos alcaldes, Bogar y Tavo Ruiz, y buscar enderezar el barco.
Tocó ahora sumarse al proyecto de Morena, con Rocío Nahle al frente para la gubernatura. Y en su posición fue arropada por Javier Herrera Borunda, el líder moral del Partido Verde, y quien descubrió en la maestra, las virtudes para poder ganar la alcaldía alvaradeña.
Herrera Borunda dijo en algún momento a Lizzette que no tenía mucho que pensar. Y que debería asumir la candidatura porque era la idónea. Fue cosa de días y por supuesto que desencadenó desde entonces el enojo de Bogar Ruiz, quien creía que tenía mano para la sucesión municipal.
Este fin de semana, fue elegido Alvarado para el cierre de la primera fase del proselitismo de Nahle García, y se encontró con una respuesta de miles de asistentes. El trabajo de coordinación, de operación de los del Verde y algunos operadores de Morena, funcionó al por mayor.
Demostró la alcaldesa alvaradeña que sabe sazonar muy bien el arroz a la tumbada. Y dejó un buen sabor de boca en la candidata a la gubernatura, declarada este domingo en la sede estatal del partido Morena.

MUY EN CORTO
LE LLEGA EL FUEGO A VARIOS DE LA 4T. Parece que ya hay una lista de no bien vistos o más bien censurados militantes, personajes que abusaron en el Gobierno de Veracruz de la llegada al poder de la corriente que encabezó Andrés Manuel López Obrador a nivel nacional.
Amparados en el neo sistema que asumió la gobernanza, varios pillos se desataron y no se amarraron las manos. Los que ya están detectados desde Palacio de Gobierno y en el centro de operaciones de la candidata morenista, quien aseguran, ya tiene una lista para por lo menos cerrarles el paso a su campaña, y posteriormente ajustar cuentas.