Guerra de encuestas en Veracruz / Hora cero

22 abril, 2024 5:06 pm
Luchas-medios-digitales-728x90-2-1

Guerra de encuestas en Veracruz

Luis Alberto Romero / Hora cero

La crisis de credibilidad que enfrentan algunas casas encuestadoras es evidente, al grado de que esa herramienta de medición para la toma de decisiones atraviesa por un profundo desgaste.
En septiembre pasado, la organización Wapor Latinoamérica, que agrupa a consultores especializados en medición de la opinión pública, organizó un foro para analizar la crisis de credibilidad.
Entre otros puntos, en ese foro se concluyó que los políticos utilizan las encuestas como herramientas de marketing.
Al margen del foro organizado por Wapor Latam, generalmente las encuestas difundidas tienden a sobrevalorar a quien las paga. También sirve ese instrumento como ataque al adversario, para generar la percepción de que una contienda electoral está de antemano definida.
En el marco del proceso por la gubernatura de Veracruz, hasta hoy se han difundido las encuestas de al menos una docena de casas supuestamente especializadas en estudios de opinión.
Todas esas encuestas, sin excepción, marcan una clara ventaja –en ocasiones irremontable– para la candidata de la 4T, Rocío Nahle.
A principios de febrero, por ejemplo, la casa Rubrum difundió una encuesta que otorga 20 puntos de ventaja a la morenista sobre el candidato de la alianza PAN-PRI-PRD, José Francisco Yunes: 50.8 contra 30.0 por ciento.
Antes de eso, a finales de enero, la empresa CE Research ubicó la ventaja de Nahle sobre Yunes en 18 puntos: 48 contra 30 por ciento.
Las encuestas difundidas por Poligrama-El Heraldo de México consignan cifras muy parecidas: el 8 de enero, hace un mes y medio, el medio hablaba de 52.5 por ciento para Morena-PT-PVEM, y 25.2 para PAN-PRD-PRI. Más recientemente, el 21 de febrero, los números cambiaron para ubicarse en 49.2 por ciento para la candidata de la 4T, y 27.8 para el abanderado de la coalición opositora. Entre una encuesta y otra la morenista bajó 3 puntos, y el priista creció 2.6 por ciento.
Si dicha tendencia se mantiene en los próximos meses, la elección veracruzana estaría, en efecto, definida de antemano.
Sin embargo, no todas las casas encuestadoras consignan una ventaja tan abrumadora para Nahle García: la empresa Gobernarte, enfocada también en estudios de opinión, difundió los resultados de un trabajo que le da sólo 6 puntos de ventaja a Nahle sobre Yunes; y ante la pregunta ¿por quién votaría?, 40 por ciento de los encuestados dijo que por la candidata de la 4T, en tanto que por el abanderado de la oposición sufragaría el 35 por ciento.
Otra casa, Cipreso, aporta resultados similares en la encuesta levantada durante enero pasado: 51.22 por ciento para Rocío Nahle; y 47.08 para José Francisco Yunes. La diferencia es inferior a cinco puntos.
¿A quién creerle?, si finalmente, como se dice en el ambiente de los políticos, las encuestas favorecen a quien las paga.
Lo único cierto es que esas herramientas, muy útiles para la toma de decisiones en una empresa o en una contienda electoral, terminaron por convertirse en un instrumento de manipulación de la opinión pública.
Por supuesto, no se puede generalizar, porque hay casas encuestadoras de reconocido profesionalismo, y con una enorme solvencia profesional, pero confiar en los resultados que ofrece un estudio levantado a partir de redes sociales no parece una buena idea.
@luisromero85