2024 violento / Yamiri Rodríguez Madrid


Banner-970-250

La vuelta a Veracruz en un teclazo

2024 violento

 

Yamiri Rodríguez Madrid

 

No solo es el proceso electoral.   La violencia otra vez se ha recrudecido en Veracruz.  El primer trimestre de este 2024 es la prueba tangible de eso: durante enero, febrero y marzo se han perpetrado cuatro ejecuciones múltiples -en las que murieron por lo menos cuatro personas-, con un saldo de 23 asesinados.

 

Ahí están los días marcados con sangre: el 21 de enero, en Playa Vicente, al sur del estado, fueron ejecutadas cuatro personas, entre ellas un líder ganadero y su hermano. Unos días después, el 29, ocho cuerpos fueron abandonados sobre un puente en el municipio de Tuxpan, en el norte. Febrero sería igual de violento. El día 23, en Acultzingo, zona centro de la entidad, siete personas fueron atacadas mortalmente al interior de una vivienda.

 

Marzo no es la excepción. Este fin de semana, el sábado 2, la Fiscalía General del Estado (FGE) confirmó el hallazgo de otros cuatro cuerpos en el centro de Tuxpan.   Con esto estamos hablando de 23 ejecutados en solo cuatro hechos, más los homicidios dolosos que prácticamente a diario se registran en un estado con poco más de 8 millones de habitantes.

 

Y claro, está la violencia que acarrean las elecciones.  En este primer trimestre se dio desafortunadamente el asesinato del dirigente municipal del PRD, el 27 de enero, en el municipio de Cuitláhuac, en el centro del estado. El 12 de febrero, en el sureño municipio de San Juan Evangelista, fue acribillado por dos sujetos en moto un expresidente municipal. El 16 de febrero, en Misantla, fue también asesinado un aspirante de Morena a la diputación local.

 

Previo a la tragedia de Acultzingo, se dio el secuestro del sobrino del exalcalde, lo que ha mantenido la presencia del Ejército y de otros efectivos de seguridad, pero para mala suerte de la gente, el operativo no es permanente ni se puede replicar en los 212 municipios del estado. Y todo esto, insisto, en menos de tres meses.

 

Una vez más, ojalá que la violencia no sea el común denominador ni del proceso electoral en el que estamos inmersos, ni de este 2024 para las y los veracruzanos que siguen esperando la promesa de que no haya impunidad en ninguno de estos sangrientos casos.

 

X: @YamiriRodriguez