Ruido en la víspera / Manolo Victorio

25 abril, 2024 3:49 am
Luchas-medios-digitales-728x90-2-1

Carpe Diem

Manolo Victorio

Ruido en la víspera

 

Un gringo llegó a un pueblo de visita. Los lugareños lo llevaron al río en tour turístico. Quiso la mala suerte que topara de frente con un panal de avispas negras.

Luego del feroz ataque, cuando se reponía de las picaduras, el extranjero preguntó

¿Qué ser eso que me atacó en el río?

Un avispero, le respondieron, divertidos, los lugareños.

¡Uff, sí eso ser la víspera, que será el mero día! concluyó con humor simplista pero efectivo el extranjero.

Sirva la expresión jocosa para revestir con humor la tragicomedia veracruzana, donde se montan varias puestas en escena en el escenario principal.

Una realidad que pareciera una anarquía total.

Faltan diez días para el arranque de las campañas por la gubernatura, pero los asesores propagandísticos parecen boxeadores novatos en pos de un campeonato, se vacían lanzando golpes al aire antes del campanazo inicial.

Hay una andanada de posturas que aderezan la vida política. No se han visto las propuestas de quienes aspiran a suceder a Cuitláhuac García Jiménez porque al árbitro electoral los tiene maniatados con la ley.

Nadie conoce que traerán bajo la manga Rocío Nahle García, José Francisco Yunes Zorrilla e Hipólito Deschamps Espino Barros respecto a su oferta política para perfeccionar el bien común donde nos movemos ocho millones de habitantes.

Ojalá que el domingo 31 de marzo, en el arranque oficial de las tres campañas, las propuestas sean a pasto, numerosas, concienzudas, realistas, realizables, digeribles para la mayoría de las y los veracruzanos.

No volarse la barda con la quimera de un tren aéreo, producto de una idea trasnochada; pero sí más niveles de seguridad pública, sí al retorno a la tranquilidad perdida, sí a empleos mejor pagados, más clínicas con médicos, no cascarones que sólo sirven el día de la inauguración, sí a una red carretera digna, que permita a Veracruz competir como la potencia agrícola, pecuaria e industrial que le corresponde.

Retomando la enseñanza cándida del gringo, cuando arranquen las campañas oficiales, las escaramuzas en los cuartos de guerra se medirán por qué coalición o partido aviente más lodo al adversario para situarlo en los cenagosos terrenos de la corrupción, el desvío del erario con fines inmobiliarios, las exultantes e insultantes fortunas personales y un larguísimo etcétera que circulará en medios de comunicación y redes sociales.

Qué lástima, el electorado en Veracruz no merece ese espectáculo de podredumbre.

Bajo el amparo de la calumnia que la duda queda o ‘ la calumnia, cuando no mancha, tizna’, como dice el machuchón de Palacio Nacional hay una profusión obsesiva por desbarrancar a Norma Rocío Nahle García, quien debió recibir con mucho tiempo de anticipación por donde le caerían los obuses incendiarios.

En postura reactiva, la candidata oficial de Sigamos Haciendo Historia (Morena-PT-PVEM-Fuerza por México) desmintió las publicaciones que circulan en redes sociales y medios de comunicación sobre la supuesta propiedad de una mansión valuada en más de 30 millones de pesos, en el fraccionamiento El Dorado, de Boca del Río.

En declaraciones ofrecidas en Orizaba, Veracruz, aclaró que la residencia es rentada.

“Quiero dejar claro que la casa a la que se hace referencia no es de mi propiedad. Se trata simplemente de un contrato de arrendamiento que he suscrito para tener un lugar donde hospedarme, funciona como una casa desde donde planeamos la campaña”, señaló Nahle.

Una semana más tarde, la candidata morenista le hizo el swing a una bola alta. “Es importante que la ciudadanía y los medios de comunicación verifiquen la veracidad de la información antes de dar crédito a rumores o especulaciones”, recomendó al refrendar con su respuesta, el carácter noticioso de los rumores esparcidos.

Aprovechó para ponerse los guantes, a contrapelo de lo que indica el manual básico del marketing político de no engancharse con la propaganda negra cocinada por el adversario, al referirse a José Francisco Yunes Zorrilla, candidato de la alianza Fuerza y Corazón por Veracruz, quién declaró con sacabocados a Joaquín López Dóriga la presunción de corrupción en la adquisición de una mansión con atracadero incluido: “ahí se ve su desesperación” dijo al atajar los dichos del peroteño.

Lo sucedido en estos días, que sólo ha motivado las respuestas de la candidata y su vocera, ante el silencio de las huestes morenistas son indicativos que Nahle no quiere compromisos con los que preparan maletas para el retiro voluntario o una fragorosa defensa de su integridad moral en tribunales.

No hay más respuestas.

En los reinos de la cuatrote, todos guardan un silencio vergonzante, quizá culipandeados (Germán Martínez dixit) por firmar a través de interpósitos mensajeros plenipotenciarios pactos inconfesables que ahora los tienen agazapados en las sombras de la cobardía.

Quien los manda.

Pensaron que la política se bordaba en manteles rosa.

Estaban equivocados.

Y esto, como dice el gringo, apenas es la víspera.

… de otro costal.

El tramo Rinconada-Tamarindo de la carretera federal 140 Xalapa-Veracruz, es una trampa mortal para los automovilistas y camioneros que no conocen la zona de cráteres que se ubica en el kilómetro 45 con dirección a Cardel.

El fin de semana muchos automovilistas se vieron forzado a cambiar neumáticos en este tramo del que nadie se hace responsable.

Este martes una cuadrilla de trabajadores echó algunas paladas de chapopote a la carpeta ante las quejas ciudadanas.

A donde vamos a parar, diría El Buki.

columnacarpediem@gmail.com